Louise es dueña de una plantación de perales en la Provenza francesa. Desde que su marido murió, se ha tenido que encargar sola de todo el negocio. Sin embargo, el banco amenaza con embargarle el crédito, los clientes desconfían de sus capacidades como agricultora y, por si fuera poco, atropella a un desconocido delante de su casa. Pierre, que así se llama el atropellado, parece ser un tanto especial. Exageradamente ordenado, desconcertantemente sincero. Es un tipo extraño que disfruta citando número primos, de gran sensibilidad, irrumpe estrepitosamente en la vida de Louise, le ayuda, por no decir que incordia, en el mercado vendiendo sus deliciosas peras. Tiene la sensación de que ha encontrado algo que pensaba que no llegaría nunca a echar de menos: un hogar. Louise intenta mantenerlo fuera de su vida y de su roto corazón aunque no se deshará de Pierre tan fácilmente. Pero, ¿de qué estará huyendo Pierre? La vida de Louise se ha puesto patas arriba sin explicarse porqué y esta racha de suerte amenaza con desaparecer otra vez.

-ESTRENO EL 29 DE JULIO- 




Esta película, me parece algo fuera de lo común y muy original en todos los sentidos, empezando por los protagonistas,la trama, el guión...y terminando por los silencios con una bonita música que te transporta lejos, junto a una excelente fotografía evocadora.
Pastel de pera con lavanda es una película romántica llena de aromas, texturas, colores, sabores...
Es una película para poder ver con los cinco sentidos. Y además da gloria ver como el director, ha tratado de una forma cuidadosa y de manera veraz, el síndrome de Asperger, desconocido para muchos, pero que afecta a más personas de las que imagináis.

Divertido y singular será el encuentro que tengan Louise y Pierre, dos personas que viven en su burbuja, en el caso de Louise sus hijos y su desastrosa economía, el caso de Pierre en un primer momento desconocemos en el mundo que vive o porque es así, pero conforme avance la película nos daremos cuenta de cual es su problema, pero también, que le hace mejorar.
Un encuentro casual que cambiará la rutina de Louise como si fuese un pellizco fuerte, pero pronto se dará cuenta de que tiene que seguir adelante no solo por su difunto marido, sino por ella misma y por sus hijos.

Lentamente, saboreas esta película, las conversaciones que tienen entre Louise y Pierre o Pierre y los hijos de Louise, pero también te sorprendes por la sensibilidad de Pierre en muchos aspectos y su capacidad de observación constante.
Pero no todo es bonito y comieron perdices, Pierre ha hecho algo malo, no se especifica el que, pero se nos mantiene en vilo durante toda la película hasta casi el final.

La unión de una mente como la de Pierre que es maravillosa, junto a las manos de Louise que cocinan como los ángeles será algo que al espectador le encantará.
Porque los dos evolucionan hacia un mismo punto y lo hacen lentamente, con diálogos que os harán reír y reflexionar.

En ciertas ocasiones me gusta no saber demasiado de la película para no hacerme una idea preconcebida en mi mente y en esta ocasión me alegro de haberme dejado llevar, porque me ha seducido completamente, es una película sencilla pero bonita en todos los aspectos.
Éric Besnard no solo se dedica a mostrarnos una bella historia de amor, sino que de forma secundaria pero patente, habrá varias críticas a ciertos colectivos de la agricultura....etc , que deberéis descubrir vosotros.

1 comentario

  1. Creo que esta película me gustaría. Además, siento curiosidad por ver cómo tratan el tema del asperger. A ver si llega a las carteleras de aquí.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)