En mayo de 1940, Francia se derrumba y millones de personas huyen hacia el sur ante el avance del ejército alemán. Entre ellas hay un alemán que escapó del nazismo y que busca a la maestra de un pueblo a quien había confiado a su hijo.


-ESTRENO 20 DE MAYO- 











Con una banda sonora preciosa creada por el gran Ennio Morricone la película Mayo de 1940 no es la historia de un solo país, es la historia de miles de países que desde que el mundo es mundo, muchos de sus habitantes tienen que huir de la guerra, del asedio, de los bombardeos...
Pero mirando la película desde otro prisma y viendo lo que pasa con los refugiados de Siria e Irak en Europa, nos contaba el director que en 1940 en la segunda guerra mundial, los desplazados eran muchos más y no había tantas tonterías como en este momento.
Pero vamos a centrarnos en la película que el director Christian Carion dedica a su madre, porque su madre lo vivió de primera mano.

Mayo de 1940 esta contada bajo la mirada de varios personajes, es una historia coral que se va tejiendo alrededor de un niño que ya ha huido en su país Alemania por sus ideales y en Francia le toca vivir el horror de la guerra.
En esta segunda guerra mundial se juntan varias nacionalidades: un escocés, un alemán, franceses, argelinos..etc
El director lo ha hecho para que nos demos cuenta que en una guerra mundial o en una guerra civil se involucran directamente o indirectamente no solo el propio país donde sucede esto, sino todos los habitantes que están en el lugar equivocado, en el instante equivocado.
Christian Carion dedica esta película a su madre ya que ella la vivió, pero no solo se la dedica a ella, para poderla hacer, pidió ayuda a todas esas personas que vivieron de primera mano esta segunda guerra mundial y con testimonios de todas ellas, ha ido tejiendo esta delicada pero dura cinta.

Con la música de fondo como un personaje fundamental, esta delicia de película muestra el horror y la barbarie, pero también el éxodo y la esperanza del pueblo francés, porque la esperanza es lo único que se pierde.
También este director nos muestra una historia que como él nos relataba, no es muy conocida en su país Francia, y menos aún en el extranjero, así que con gran valentía ha metido un poco el dedo en la herida para recordar lo que también se hizo mal durante la segunda guerra mundial.

La mirada de un niño es limpia, es inocente y por otro lado la mirada de su padre es más de adulto, de intentar salvarse por todos los medios, que son dos miradas distintas pero llega un momento en el que el pequeño madura.
Una pequeña aldea que viven tranquilamente y de la noche a la mañana tienen que dejar todo y salir huyendo, dejando todo atrás para poder salvar su vida y aún así, muchos en el camino se quedan.
Mayo de 1940 te hace reír y te hace llorar, pero lo que quiere es que no tropecemos con la misma piedra y repitamos la misma historia.
La pondría como imprescindible en todas las escuelas no solo de Francia, sino de todo el mundo.


-Agradecimientos a la distribuidora

1 comentario

  1. En un principio no me llamaba la atención, pero el tráiler es bonito^^

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)

Instagram