¡Joder! Esta es la mejor novela que he leído en mi vida. Trocito de tarta de tres chocolates. La Perra de Satán esta me parece una tía de puta madre, ojalá pudiera conocerla. Trocito de tarta de tres chocolates. Qué mala leche tiene la tía, me he partido el culo. Aunque igual lo de santiguarse cuando ve pasar al Cristo es un poquito fuerte. Trocito de tarta de tres chocolates. Pero vamos, que cuando se tiene el horcate caliente todo agujero es trinchera, yo la entiendo. Ojalá haya segunda parte, porque me he quedado con ganas de más. Trocito de tarta de tres chocolates. ¡Anda que con lo que le gusta comer, cómo se le ocurre ponerse a dieta! Le pasa lo que a mí, a la pobre, que habiendo tarta cerca cualquiera se pone a pensar en salud y belleza. Trocito de tarta de tres chocolates. Además, la belleza es un invento capitalista. Trocito de tarta de tres chocolates. ¡Coño, se me ha acabado la tarta! Qué poco dura lo realmente bueno, por eso esta novela es tan corta.
Paperback/Published May 2nd 2016 by versatil/Agradecimientos a la editorial

Podría decirse que con esta breve introducción, ya sabes si quieres leer este libro o no. En el caso de que aún tengáis dudas, cosa que me sorprendería, veamos si puedo despejar esas dudas.
Que el libro este escrito por alguien que se llama Perra de Satán, obviamente no es su nombre real, aunque bueno, circula por los “internetes de dios” un enlace que te adentra en los nombres más raros que unos progenitores pusieron a sus vástagos y se ve cada cosa, que pobres criaturas!!. Bueno, a lo que vamos, que el nombre de la escritora da ciertas pistas de cómo será el libro. El dibujo de la cubierta, es un poco más esclarecedor. Pero a medida que nos sumergimos en el libro, pasas de la sonrisa a la carcajada, y no solo por las situaciones tan paradójicas que pueden aparecer en cada capítulo, además, es que en alguna de ellas seguro, que nos sentimos identificadas, y quien diga lo contario miente como una perra, sálvese la redundancia.
Kilo arriba Kilo abajo es como un bombón, sin ser dulce; es un pequeño placer del que disfrutar, pero que luego te toca las narices o mejor dicho las caderas y el culo. Ahora ya en serio, es una historia hilarante, adorablemente sarcástica, que te recuerda que todos deberíamos querernos un poco más, reírnos bastante más y disfrutar muchiiiiisimo más.



3 comentarios

  1. ¡Muchas gracias por tu reseña! Me encanta que mi novela sea como un bombón.

    ResponderEliminar
  2. wahhhhh tengo muchas ganas de hincarle el diente!!!!

    ResponderEliminar
  3. Lo tengo por leer, desde luego parece divertido :P

    Besos ^^

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)