- Antes que nada, muchas gracias por concederme esta entrevista y felicitarte por la fantástica "La casa de las flores muertas" el nombre de la casa en donde sucede parte de la trama ¿Existe tal y como la describes o ha salido de tu mente?

No, Cunderley o la casa de las flores no está basada en una casa real, pero sí en el modelo inglés de estilo paladiano tan de moda en el XVIII, que suelen ser mansiones grandes, bastante simétricas y con una belleza más basada en las proporciones que en lo ornamental. Me gustó la idea de un estilo de casa así para crear en ella un ambiente fantasmagórico, al igual que hace Kubrick en El resplandor, porque tradicionalmente la literatura ha usado el gótico y lo enrevesado. Como homenaje a Kubrick, también le añadí el laberinto del jardín.

- Cómo filóloga que eres, con qué aspectos fuiste más minuciosa a la hora de dar vida a esta novela ¿Te fijas a la hora de escribir en lo que te gustaría potenciar a ti? O ¿En lo que piensas que los lectores quieren leer? En alguna ocasión ¿Has tenido ese conflicto lectora vs escritora?

Cuando escribo el primer manuscrito, dejo fluir la historia y no me fijo en el lenguaje ni en la estructura. En las revisiones, ya es otra cosa. Procuro que el lenguaje no impida ver las escenas, quito bastante adjetivación y posibles cultismos de cara a que ninguna palabra te saque de la historia porque sea ella quien adquiera el protagonismo. En narrativa, busco lo cinematográfico, no lo poético. Sí es cierto que también en la revisión procuro potenciar alguna emoción que no haya quedado clara al lector, pero eso es por consejo de mis lectoras beta, que yo estoy demasiado metida y no sé verlo. Cuando publiqué la primera novela, Hillock Park, ya tenía otras dos escritas, así que la opinión y los gustos de los lectores no me influyeron en estas. Después, sí he tenido en cuenta una de las críticas, que es la de añadir más escenas de los protagonistas, que a veces dejo que se diluyan demasiado en la historia general, pero lo he añadido porque creo que la novela mejora. Leo todas las críticas que puedo, ya que creo que son una de las mejores herramientas que tenemos quienes escribimos. Sin embargo, no hago caso a los gustos, porque sé que yo no sigo la moda de lo que se lee actualmente y lo que me preocupa es encontrar mi voz narrativa y mi estilo, así que en ese sentido no he tenido ningún conflicto.

- ¿Es difícil escribir una novela coral en la que constantemente entran y salen personajes? ¿Cómo has hecho para que en al menos una ocasión sean protagonistas?

A mí me resulta más fácil escribir una novela coral porque me gusta que las escenas entre los protagonistas se parezcan más al aria de una ópera y, para eso, es necesario que sus voces se diluyan en otras, que ocurran más cosas y en distintos tiempos para estar deseando llegar al momento en que ellos se encuentran. Además, creo que todos los personajes deben estar vivos y no ser meros muebles en función de otra historia principal, al igual que ocurre en la vida.

- Al principio de la novela la ambientación tiene más peso que la trama en sí, y luego las tornas se cambian ¿Cómo ha sido dar vida a dentro de la casa, algo tan fantasmagórico que, aunque al primer instante tiene mucho peso, luego se va diluyendo ¿ Si en esa casa hubiese un fantasma ¿Qué tipo de espíritus serían? (vengativos, juguetones...)

La parte fantasmagórica no estaba al principio en mi cabeza, ni siquiera lo referente al título de la novela, sino que, al ver que Julia tendría que pasarse unos cuantos capítulos esperando sin que pudiera hacer nada, sentí que era necesario que ocurriera algo, aunque solo fuera en su cabeza. Y así nacieron también la personalidad de Lady Mary Rose y el personaje de Madame Borem. Los espíritus que me gustan son los típicos del Romanticismo: seres que han dejado una deuda, algo por cumplir mientras estaban vivos, pero prefiero la insinuación de Una vuelta de tuerca que entrar en lo paranormal.

- Otra de las cosas que me han fascinado de "La casa de las flores muertas" ha sido el juego de miradas, de palabras....En la época que vivimos en donde estamos acostumbradas a libros (la mayoría) con escenas de alto voltaje ¿Qué es más fácil y más difícil para ti? El arte de la palabra o de la mirada.

Sin duda, para mí es más difícil el de la mirada. Entre otras cosas, porque hay menos léxico para jugar con él. Dices ‘ojos’, ‘mirada’, ‘clavar la pupila’ y poco más. Es difícil no repetir las mismas palabras. Sin embargo, en el diálogo histórico me muevo en mi salsa, porque la contención británica te obliga a jugar con el sarcasmo y la ironía de un modo ingenioso. Ahora, me pones a escribir un diálogo contemporáneo y me sale totalmente inverosímil.

- Nos en el libro por diversas ciudades ¿Tenías claro donde se quería situar la acción o alguna de ellas surgió sin pretenderlo? Para todas aquellas lectoras que no han leído tu libro ¿Qué aporta Londres como ciudad a tu novela? ¿Se puede extrañar tanto el mar como lo hace la protagonista?

No, tanto Londres como Brighton y el ficticio pueblo de Winaton los tenía previstos. Como ya comenté en el RA, la capital inglesa está basada en el Londres de Thackeray en La hoguera de las vanidades y también un poco en el de Evelina, de Frances Burney porque buscaba una imagen de decadencia económica, hipocresía y corrupción moral tan típica de las posguerras. Para Brighton, busqué mucho los años de construcción de sus elementos más emblemáticos y me inspiré en la idea de un lugar turístico como el Sanditon de Jane Austen. Me hubiera gustado hablar más de Menorca, sobre todo de Georgetown (actualmente Es Castell), pero solo pude hacerlo en los recuerdos de Julia y la señora Stringle. Sobre si se puede extrañar tanto el mar, no lo he comprobado. Soy de Ibiza, he vivido en Las Palmas y resido en Mallorca, así que nunca lo he echado en falta, pero siempre es una sospecha en todo isleño de que así sería si viviéramos tierra adentro.

- Como describirías a tu libro con: un postre, un sonido y un color.

Jajajajaja, esta pregunta sí es difícil, voy a intentar echarle imaginación.
Postre: la panacota, porque me pasé toda la novela procurando que no quedara demasiado edulcorada, luchando contra lo cursi y la panacota es el único postre en el que nunca me paso con el azúcar.
Sonido: Me voy a quedar con el Nocturno nº9 de John Field, que es la música que escogí para el booktráiler, ya que se trata de un amor a fuego lento.
Color: azul marino. Creo que el recuerdo del mar está de fondo durante toda la novela.


- ¿Quisiera añadir algo más a esta entrevista o decir algo a los seguidores de la web?

En primer lugar, agradecerte a ti la oportunidad de presentarme y, a los lectores, haber tenido la paciencia de llegar hasta aquí.

En segundo lugar, a quien le apetezca ampliar datos históricos que aparecen en mis novelas (la astronomía en esa época, los monos de Gibraltar, Napoleón y la esclavitud, etc.), puede hacerlo en mi blog, pues periódicamente voy publicando aspectos sobre la documentación: http://janekelder.blogspot.com.es/

-Agradecimientos a la autora

3 comentarios

  1. ¡Hola! Me encanta leer entrevistas de este tipo, son siempre muy interesantes. Yo leí Adagio en primavera de esta autora y me encantó, la historia, el estilo, los personajes... leo novela romántica habitualmente y es verdad que el estilo de Jane Kelder es diferente, pero yo disfruto igual sus historias sin que tenga que haber nada muy explícito o que se centre demasiado en la historia de los protagonistas.
    Próximamente leeré La casa de las flores muertas y le tengo unas ganas :) Ya veré que tal, pero intuyo que me va a gustar.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado la entrevista preguntas y repuestas mut interesantes. He leído todos los libros de la autora excepto el último. Todos ellos Me han gustado muchísimo pero el que más me atrapó fue La casa de las flores muertas

    ResponderEliminar
  3. Muy buena la entrevista, siempre es interesante saber más sobre los libros que nos gustan.De los tres me quedo con Adagio, me encanta la señorita Witthemore y sus acertijos. En breve empezaré el siguiente. 😉

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)

Instagram