Para Jack, un niño de cinco años, la habitación es el mundo entero, el lugar donde nació, donde come, juega y aprende con su madre. Por la noche, mamá lo pone a dormir en el armario, por si viene el viejo Nick. La habitación es el hogar de Jack, mientras que para su madre es el cubículo donde lleva siete años encerrada, secuestrada desde los diecinueve años. Con gran tesón e ingenio, la joven ha creado en ese reducido espacio una vida para su hijo, y su amor por él es lo único que le permite soportar lo insoportable. Sin embargo, la curiosidad de Jack va en aumento, a la par que la desesperación de su madre, que sabe que la habitación no podrá contener ambas cosas por mucho más tiempo.

-ESTRENO MAÑANA- 






Es muy difícil para mí realizar esta opinión, siento que me voy a quedar corta o a no saber expresar que es lo que me ha parecido "La habitación" así que lo haré lo mejor que pueda.
Primero contaros que esta película es bella, preciosa, entrañable pero a la vez llena de oscuridad y de miedo.
La habitación está vista por los ojos de un niño que hasta los cinco años ha vivido en una burbuja, que no sabe lo que es real y lo que es irreal, y asimilar eso de un golpe es complicado y una tarea ardua pero Jack es un niño observador, listo, lleno de miedos pero su pelo de "Sansón" y la voz de su madre siempre le dan fuerzas.

Contada por Jack al espectador como si de un cuento se tratase, a veces es un cuento precioso y llena descripciones preciosas pero otras veces todo se convierte en una pesadilla, cada persona ante situaciones como la que viven Jack y su madre la afronta como puede y por eso Jack ve las cosas con distinta perspectiva.

Con una Brie Larson de Óscar deslumbrante que hará lo que sea por su hijo, aunque a veces esté medio ida, esta actriz es capaz de pasar de un estado a otro con un abrir y cerrar de ojos, pero no solo lo hace bajo presión en "la habitación" en otros entornos se agarra tanto a su personaje o a su pasado que los cambios de estados de ánimos pocas actrices los logran hacer sin pestañear y sin apenas despeinarse, aunque es Jacob Tremblay quien lleva el peso de toda la producción, sin Brie Larson no hubiese logrado estar tan increíble, ellos forman un tandem perfecto.



Me conmovió mucho, me hizo llorar hasta quedarme sin lágrimas, pero reconozco que al final estás se volvieron dulces y pude respirar tranquila, no sin quedarme un pequeño resquicio de miedo en algunas escenas.
En la primera hora te angustias, no entiendes que ocurre realmente aunque tienes una ligera idea, hasta que llega ese momento decisivo, el cual te lo pasas mordiéndote las uñas.
Es una maravilla a nivel de guión, producción y actores/actrices, no deja ni un solo cabo suelto, además que se evolución en todos ellos, en Brie Larson como comentaba anteriormente es la que más evoluciona, y el niño Jack, es el que lleva todo el peso de la historia sobre sus hombros, aunque no nos demos cuenta hasta el final.
El principio y el final conectan con un solo click y es que para poder sobrevivir, a veces hay que mirar al pasado.
Imprescindible.


-Agradecimientos a la distribuidora


-Agradecimientos a la distribuidora

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)