Un mensaje críptico del pasado envía a James Bond a una misión secreta a la Ciudad de México y finalmente a Roma, donde conoce a Lucía Sciarra (Monica Bellucci), la hermosa y prohibida viuda de un infame criminal. Bond se infiltra en una reunión secreta y descubre la existencia de una siniestra organización conocida como SPECTRE. Mientras tanto en Londres, Max Denbigh (Andrew Scott), el nuevo director del Centro para la Seguridad Nacional, cuestiona las acciones de Bond y pone en duda la importancia del MI6, encabezado por M (Ralph Fiennes). De modo encubierto Bond recluta a Moneypenny (Naomie Harris) y Q (Ben Whishaw) para que le ayuden a buscar a Madeleine Swann (Léa Seydoux), la hija de su antiguo archienemigo, el Sr. White (Jesper Christensen), que quizá tiene la clave para desentrañar el misterio de SPECTRE. Como hija de un asesino, ella comprende a Bond de una forma que otras personas no pueden. A medida que Bond se aventura hacia el corazón de SPECTRE, se entera de una estremecedora conexión entre él mismo y el enemigo que busca, interpretado por Christoph Waltz.

- ESTRENO HOY-




Daniel Craig según mucha gente no es un James Bond que esté a la altura del personaje, y no suele gustar demasiado, pero yo pertenezco a esa minoría que piensa que empezó un poco flojo, sin creerse mucho su personaje para llegar a Spectre y dejar a todos con la boca abierta y ser digno de ser un 007 que haga historia, pero ¿Quién ha hecho milagros?

Sam Mendes sin duda este director es sinónimo de elegancia, sutileza, de coreografías aéreas a miles de kilómetros de altura y de volver a prender la chispa que se estaba perdiendo con las anteriores películas.
Daniel Craig se siente a gusto y disfruta siendo 007.

Hablando de Monica Bellucci todos hablaban de su papel en Spectre pero diría que es un mini papel, esta actriz fue vista y no vista, cuando me quise dar cuenta, ya había desparecido de la pantalla, y mirad que me fije por si volvía a aparecer porque su papel hubiese dado mucho juego, pero se quedó, en una mera anécdota.

Otra de las gran criticadas por estar en esta película fue Léa Seydoux a la que tildan como "sosa" sin "no sabe actuar" y un largo etc, pero aquí, Sam Mendes no podría haber hecho una elección más acertada que ella, con dos caras, entre dulce y gata enfurecida.
Ben Whishaw y Naomie Harris, secundarios de lujo, por no decir actores de primera, que me hubiese gustado ver mucho más en acción, aunque hacen su aparición lo bordan y deleitan al espectador con su personaje.

 Christoph Waltz y Ralph Fiennes ¿Necesitan presentación? Ninguna, creo que de sobra se sabe y se ve, que proyecto en el que hacen una aparición de pocos o muchos minutos, van a dejar un buen sabor de boca al espectador y van a aportar a la película algo de frescura y un tono.

Spectre aunque duré dos horas y media, el tiempo se te pasa volando, no se si será por los diálogos tan chispeantes y divertidos o por que no decae la acción en ningún momento, aunque me inclino por el gran trabajo de Sam Mendes ha hecho por recuperar la esencia clásica de este super agente secreto.

Sea cual sea la decisión de Daniel Craig de si sigue o no con su papel de James Bond, le diré que gracias por haber hecho de Spectre lo que hace mucho que no se veía.


-Agradecimientos a la distribuidora

2 comentarios

  1. ¡¡Que ganas tengo de verla!!
    Si te sirve, yo también soy de esa minoría, porque me encanta Daniel Craig como James Bond, para mi el más auténtico de todos.
    No me pierdo ninguna de las películas de James Bond. Un detallito, nací en el 85 y mi primera peli en el cine fue en el 87, Alta tensión con Timothy Dalton como 007. Desde entonces no me pierdo ni una de sus películas.
    Mi relación con Bond viene de muy lejos XD

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Me alegra ver que te ha gustado tanto! Yo muero por verla y espero poder hacerlo pronto :)

    ¡Un abrazo! ^^

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)

Instagram