Richard Haign es un brillante profesor de Cambridge con una pasión desenfrenada por la poesía romántica y las mujeres hermosas. Sin embargo, la paternidad le cambiará la vida. Kate, la joven estudiante americana que conoció en una de sus clases le va a convertir en padre, noticia que recibe cuando conoce a Olivia, una novelista exuberante y excéntrica, que resulta ser la hermana de la que pronto se convertirá en la madre de su hijo. Un trío amoroso que dista mucho de su ideal de familia.

-YA EN CINES- 
















De la mano del director Tom Vaughan y con un guión de  Matthew Newman, Pierce Brosnan encabeza el reparto de esta comedia, con un patrón típico, en la interpreta a un profesor de Cambridge, atractivo, elegante, experto en poesía, y que vive a la sombra de su padre - Malcom McDowell -,  profesor renombrado y exitoso, tanto en su carrera como con las mujeres.
Toda su vida dará un giro la noche que su joven y bella novia americana - Jessica Alba – le presenta a su hermana - Salma Hayek – y le sorprende con la noticia de su futura paternidad. En ese mismo instante Richard cambia Cambridge por una impresionante casa en Malibu y sus clases en la universidad, por unas clases menos reconfortantes en un instituto, con unos alumnos que tienen menos sensibilidad que un cactus. Y así los días pasan para Richard, tal vez no sean todo aquello que él soñaba, pero estando al lado de su hijo, todo merece la pena. Hasta el día en el que su mujer le deja y su ex cuñada tras sufrir una ruptura se refugia en casa de su ex mujer, en ese momento se ve amenazado lo único que le importa; su hijo. La expulsión de Richard por inmigración es inminente, a no ser que cumpla ciertos requisitos, entre ellos, acudir a reuniones de alcohólicos anónimos.

El Marido de mi hermana es, como dije antes, una comedia romántica con un patrón típico, en la que casi desde el principio puedes intuir el final, con un humor bastante acido, en la que se aprecia una fuerte crítica hacia el sistema de inmigración del país.
Me gusta la película, si, me gusta mucho el sentido del humor que tiene, la forma en la que el padre le enseña el abecedario al niño es, brutal, pero me desconcierta la trama, parece que no hay un hilo conductor, es una carrera en la que suceden mil cosas sin que sienta la continuidad de una escena con otra.
Respecto a las actuaciones, Malcom McDowell – conocidísimo por su interpretación en la Naranja Mecánica- interpretando al padre de Brosnan, se come literalmente la pantalla, da igual que sea un papel espectacular o mediocre, este hombre podría hacer de Pepa Pig y te dejaría con la boca abierta, por lo extraño del papel también.
Brosnan hace de Brosnan, es decir, el atractivo y elegante golfo en el que esta encasillado, salvo la época de Bond, desde que empezó allá por la serie Remington Steele.
Si hablamos de las actrices, diré que Jessica Alba es monísima, pero no la veo creíble en el personaje, pasa por él sin darle expresividad, al contrario que Salma Hayek, que es puro temperamento, quizás en algunos momentos pelín exagerado.

Finalizando, la película cumple su papel, que no es ni más ni menos que hacer que pasemos un buen rato, y nos riamos, perfecta para una tarde de sábado en la que no sabes que ver, y tampoco quieres ver una película, que haga una introspección sobre el ser humano y la evolución del mismo.


-Agradecimientos a la distribuidora


1 comentario

  1. Parece la típica comedia romántica. No me convence para ir a verla al cine :/

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)