Cuatro hombres conviven en una retirada casa de un pueblo costero, bajo la mirada de una cuidadora. Los cuatro hombres son curas y están ahí para purgar sus pecados. La rutina y tranquilidad del lugar se rompe cuando llega un atormentado quinto sacerdote y los huéspedes reviven el pasado que creían haber dejado atrás.


-VISTA EN EL FESTIVAL DE CINE DE SAN SEBASTIÁN-














No os voy a negar que esta película me dejo perpleja y anonadada, el director Pablo Larraín a quien descubrí con "No" junto con Gael García Bernal, en esa cinta me encantó y me contó una historia real pero con otro tono distinto a "El club".
En "El Club", sí, nos habla de su Chile de natal y de un tema que está en el candelero y que siempre dará mucho de que hablar, la iglesia y sus "pedrastas" o "pecadores" esos excomulgados que desconocemos a donde van.
Es dura de narices, por no decir otra cosa y no dejará indiferente a nadie, conforme avanzaba la trama, no sabes que más podría pasar, con un tono pausado pero directo, sabiendo hacía donde quiere ir, el director nos muestra, la verdad más dura y más impactante de la iglesia.
La vida de cuatro hombres y una mujer, alejados de todo, con unas normas, reglas y con algún que otro secreto, es agobiante estar como espectador sabiendo que han cometido delitos,pero desconociendo la verdad y la naturaleza de estos.
El detonante de que ese lugar "idilico" se vaya al traste, es la llegada de otro "sacerdote" o "cura" y detrás de él, un personaje al que en un primer instante no llegamos a entender y luego os dejará impactados "su suerte".
La casa está capiteneada por una ex monja, que es la que tiene todo "controlado".
Hay secretos que no deberían salir a la luz y poco a poco, irán saliendo.
Desconcierta por instantes, y se te hace larga por momentos, es muy intensa, tan intensa como el mar de este pueblo encantador, pero salí de verla con mal cuerpo, con sentimientos encontrados, por un lado, aplaudo la valentía del director por ser crítico con la iglesia y estas personas, pero por otro lado, el giro que da al final y como termina, me dejó con la boca abierta.
O no estoy acostumbrada a ver películas con este tono y esta forma de narrar o no se lo que me ocurrió, de adorar al director por su anterior producción, ahora le temo mucho, ignoro cual es su próximo proyecto, pero si es como "El club" no la veré.


Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram