Hablar de Federico García Lorca es hablar de Granada. Su vida, su obra y su muerte están íntimamente unidos al espíritu de la ciudad y sus alrededores. En este libro imprescindible para los admiradores de Lorca y los enamorados de Granada, Ian Gibson guía al lector en un paseo por los lugares y rincones más emblemáticos de la ciudad y su entorno al tiempo que va iluminando la relación del genial poeta con cada uno de ellos. El autor -quizás el mayor experto mundial en la figura de Lorca- evoca en estas páginas la infancia del escritor en la Vega de Granada, las visitas a la Alhambra en compañía de Manuel de Falla y las tertulias celebradas en sus cafés y tabernas preferidos. Recrea los aspectos del Albaicín que aparecen retratados en la poesía lorquiana y las cuevas del Sacromonte que inspiraron el Romancero gitano. Todo ello sin olvidar las costumbres, coplas o leyendas que Lorca trasladó de la tradición granadina a su creación tanto lírica como teatral.


Páginas: 304 / Ediciones B / Septiembre 2015/ Nota 5/ Agradecimientos a la editorial



Es un libro absorbente, conozcas o no conozcas Granada. 
De la mano de Ian Gibson, es un placer ir visitando todos los lugares emblemáticos, algunos sitios secretos y otros de los cuales, solo quedan vestigios de lo que fueron en tiempos de Federico García Lorca.
La figura del poeta mundialmente conocida, toma vida de nuevo en esta novela y os aseguro que ha sido una verdadera delicia no solo conocerle un poco más, sino también hacerlo de la mano del experto mundial en García Lorca.
Para este viaje en el que iremos de atrás hacia delante y de delante hacia atrás, nos encontraremos con figuras como Manuel de Falla, Debussy...etc, no hay persona famosa en los años en los que Federico García Lorca, que no pisase Granada, que no le conociese, con el que el joven poeta no se escribiese..etc.
Es maravilloso ponerte a leer el libro en tu rincón favorito y viajar a Granada con la mente, porque es un libro muy visual, es un libro tan bien descrito y tan bien narrado que quieres saber más y más.
Algo que me ha entusiasmado es lo que Ian Gibson hace con el lector, como cuenta un poco de un capítulo de la vida de Lorca y de repente pasa a otro tema u otra anécdota según nos acercamos con la mente a otro sitio, pero de repente regresa a lo que nos estaba contando pero que tiene que ver con lo que nos está relatando.
Está muy bien hilado unos datos con otros, unos personajes con otros y Lorca como figura principal enamora al lector.
Es un libro para leer pausadamente y coger notas, para disfrutar sin prisa pero sin pausa, para conocer a un genio, a una persona sensible pero con un don que pocas personas poseían y han poseído hasta nuestros días.
Una lectura para hacerse preguntas aunque no tengamos las respuestas,una lectura para que Ian Gibson como si de un juglar o trovador fuese nos narre todo lo que ha recopilado.
Hay muchas cosas que no se sabrán nunca o casi nunca, pero os puedo asegurar que es lo que me ha gustado de Poeta en Granada.Paseos con Federico García Lorca,
Un acercamiento a la infancia y a la adolescencia de Lorca, a sus pensamientos, a sus convicciones, a historias que hacen que su figura sea más y más grande.
Un paseo por la ciudad que adoraba, pero también sentía que la faltaba algo, como el mar.
Este poeta no tuvo una vida contemplativa como decía que pasaba con los granadinos, Lorca, no solo se hizo famoso por tener las amistades que tenía, se hizo famoso por la sensibilidad que emanaba, por dar voz a gente que no podía o tenía miedo a través de sus poesías y de sus obras de teatro.
Leer este libro es como mirar al cielo lleno de estrellas en una noche en la que no hay una sola nube.
Más que recomendado para todo el mundo, sin excepción.

1 comentario

  1. Hace tiempo que quiero leer algo de Ian Gibson pues he oído hablar muy bien de él. Este libro parece estupendo, y cualquier excusa es buena para leer algo sobre Lorca, uno de los pocos poetas que llegaron a gustarme.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)