Carl Mørck, vuelve a la acción con un caso que le llevará hasta los tres hombres más poderosos de Dinamarca. El asesinato de dos adolescentes copó todas las portadas de los años 90 debido a su brutalidad y a la gente adinerada que estuvo implicada.
Parecía que todo había acabado cuando un hombre se entrega como culpable sin motivo aparente, pero entonces, ¿Por qué ha llegado el caso hasta el Departamento Q?. La segunda parte de la saga que se convirtió en un fenómeno mundial trae una trama más sofisticada e inquietante, donde una espiral de corrupción y poder llevarán a nuestro protagonista a exprimir su ingenio para cerrar el caso.


-ESTRENO MAÑANA-












Segunda entrega  deLos Casos del Departamento Q está basada en el libro “Los chicos que cayeron en la trampa “de Jussi Adler-Olsen

Como en su predecesora “Misericordia “para ver reseña, pinchar aquí,  a medida que va avanzando la trama, la atmósfera cada vez es más oscura, más inquietante.
Con el listón muy alto por” Misericordia”, me senté a ver si la segunda parte tenía el mismo nivel o me decepcionaba, cosa que en muchas ocasiones sucede con las segundas partes. Pues nada más lejos de la realidad, “Profanación”, tiene el mismo buen hacer de su predecesora y encima la supera en algunos puntos. La trama, en esta nueva entrega, está mucho más lograda, mejora con mucho, el entramado de la historia de Misericordia, cosa que era algo difícil.
Puede que en determinados momentos, el ritmo se relentice un poco, pero recupera rápidamente.

Respecto a los personajes, aquí es donde más cambios veo, partiendo de los personajes centrales, como son Mørck y  Assad. Aquí parece que los roles se invierten un poco, si en la primera parte Assad parece que se deja guiar mas por las emociones y su compañero es más frío, en esta, Mørck parece sufrir una especie de catarsis sentimental que hace que en determinados momentos, los sentimientos le sobrepasen. Aún así, ambos siguen dejando el mismo buen sabor de boca, que dejaron en la primera parte, con sus interpretaciones
Por otro lado Assad parece haber recibido una pequeña dosis de la frialdad de su compañero, la necesaria para ser la “voz de la cordura” y el freno de su compañero cuando se exalta.
“Misericordia” no era una película coral, era más bien una película con dos, quizás tres cabezas visibles, sin embargo “Profanación”, veo que es más una película coral, donde se entremezclan varías historias, necesarias para el desarrollo del argumento central, pero sin robarle protagonismo.

Mikkel Norgaard repite la formula que usó en la primera parte y la mejora, cosa difícil, presentando una película
de la que se disfruta, aún sin ser amante del thriller, durante todo el tiempo.

“Profanación” es una película cargada de secretos terribles, de sentimientos de culpa, venganzas, con una estética

Oscura, inquietante e intensa...si te gustó Millenium, la saga de” Los Casos del Departamento Q” no te decepcionará.

1 comentario

Gracias por tu comentario :)