Val deja a su hija al cuidado de su familia en una pequeña ciudad de Pernambuco y pasa los siguientes 13 años trabajando como niñera de Fabinho en São Paulo. Ha conseguido estabilidad económica pero vive con la culpa de no haber criado a Jessica. Pero cuando el examen de acceso a la universidad de Fabinho está a la vuelta de la esquina, su hija llama y le ofrece una segunda oportunidad, o eso es lo que parece. Jessica también quiere ir a São Paulo a examinarse para entrar en la universidad. Val se prepara para recibirla y cuenta con el apoyo incondicional de sus señores. Está contenta pero siente cierta aprehensión ante ese momento tan soñado de volver a estar con su hija. Pero cuando llega Jessica, la convivencia no es nada fácil. No quiere comportarse como se espera y empieza a crear tensiones en la casa. A todo el mundo le afectará la personalidad y la ingenuidad de la joven. Y Val está justo en medio, dividida entre el salón y la cocina, y deberá encontrar la forma de hacer frente a la vida.

-ESTRENO EL 26 DE JUNIO-



Anna Muylaert ha hecho una película única,atrevida, directa y con una mirada pura como es la de Val y con una espectadora como es su hija (Jessica) que nos hará de guía y será el punto de fricción entre la casa tranquila y sin problemas que Val ha conocido toda su vida y la nueva casa con Jessica como punto de todos los problemas.
No llegamos a entender a Jessica, no sabemos de que palo va o porque tras años sin querer saber nada de su madre, quiere conocerla, este personaje ha sido una gran incógnita y un gran desafió.
La directora con "Una segunda madre" se mete en temas peliagudos, como es el criar a un hijo de una familia acomodada y el vínculo que se crea entre Fabinho y ella, es normal que como la madre trabajé, el niño en ciertos momentos por no decir en los más importantes de su vida, los comparta de distinta forma con Val que con su propia madre, triste realidad, pero poneros en la mirada de un crío ya adulto, una madre trabajadora y un padre ausente...
La llegada de Jessica a la casa, ha sido como una segunda parte en "Una segunda madre" en donde algunos personajes que aparecen espontáneamente, saldrán de su letargo para poner entre la espada y la pared a Val.
Es una película sincera, en donde podremos ver sin tapujos la relación que tendrá Val con Doña Barbara y su marido y que aunque la tratan como una más de la familia, a veces, aunque ella en un primer instante no se da cuenta, es tratada como una ciudadana de segunda clase.
Jessica, ha aportado a los pocos personajes que aparecen en "Una segunda madre" un toque fresco y algo alocado, pero también es la que ha dado lugar a tomar decisiones muy importantes por parte de Val.



-Agradecimientos a la distribuidora

1 comentario

Gracias por tu comentario :)