Una semana más, unos cuantos seriefilos de Madrid nos reunimos para ver el primer episodio de Hannibal, si, el personaje de El silencio de los corderos, ese.
Pero tengo que decir a favor de la serie que va mucho más allá del personaje y nos trasmite muchas más sensaciones.
Madds Mikkelsen en este primer capítulo de la tercera temporada nos lleva al pasado, nos deja surfear un poco en su mente y todo lo que vivimos es un punto y aparte del final de la segunda temporada, una capítulo en donde hay que agudizar todos los sentidos, abriendo bien los ojos y viendo los pequeños detalles que inundan este comienzo de temporada.
No os voy a soltar ningún spoiler, ya sabéis que no me gusta hacerlo pero os diré un pequeño dato par los que seguís la serie, no os sorprendáis al ver como un paso atrás, una retrospectiva al pasado, una viaje de mano de su "mujer" y de con ella como guía durante todo lo que ocurre.
La tensión que caracteriza a  la serie y el personaje de Hannibal van a estar más vivos que nunca, es más nos va a dar algunas pistas de su personalidad que se escondía debajo de la manga.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)