El voivoda Vlad intenta convivir de forma pacífica con los turcos, pese a la fama que arrastra tras su paso por el ejército Otomano. Pero un día, estos les piden un diezmo a cambio de no arrasar su reino, este diezmo no es ni más ni menos que niños para poder moldearlos y formarlos  militarmente. El príncipe sabe mejor que nadie lo que eso significa, pues su padre “renunció” a él a muy tierna edad, ante eso se debate entre su obligación como monarca para con su pueblo o su deber como padre y esposo.
Negarse a dar el diezmo supondría el exterminio de sus súbditos, pues los turcos son un ejército muy poderoso, la única oportunidad que tiene su pueblo de sobrevivir sin entregar a sus niños será, visitar a una extraña criatura que vive aislada en las montañas, pero su ayuda, supondrá un precio muy alto para Vlad.

Creo que todos conocemos la historia de Drácula, y habremos visto las distintas películas que nos cuentan la vida de este ávido bebedor de sangre, es difícil olvidar el Drácula de Gary Oldman. En esta ocasión, Gary Shore, director de  la película, deja un poco de lado la vida del príncipe Vlad después de convertirse, para centrarse en su vida humana y en los motivos que le hicieron tomar la decisión de transformarse en  un ser inmortal, presentando una imagen más dulce de la que el voivoda tenía, según cuenta la historia.

A lo largo de la película hay bastantes datos históricos, como que a muy tierna edad fue entregado a los turcos como rehén y criado por el sultán otomano Murat II, padre de Mehmet o que su apodo era Tepes, y tenía cierta “predilección” por la forma de ejecución que utilizaba con sus enemigos, etc.
Además, el director no olvida los matices vampíricos, como puede ser la aversión al sol, a la plata, la habilidad para convocar a las criaturas de la noche, en fín, todos los mitos característicos.
Por lo demás, la película tiene unos efectos especiales interesantes, el argumento no adolece en ningún momento, puesto que casi todo el tiempo hay escenas de acción que te mantienen en vilo, la ambientación está muy lograda.

Respecto a las interpretaciones diré que bajo mi punto de vista destaca la interpretación de Charles Dance, que interpreta a la criatura de las montañas.
Sarah Gadon, interpreta a Mirena, mujer de Vlad, consigue darle ese punto de ternura y de inocencia a su personaje.
Dominic Cooper, es el sultan Mehmet, su interpretación es creíble.
Art Parkinson, hijo de Vlad, tiene una mirada que refleja las situaciones que vive en cada momento.
Y, dejando para el final al protagonista, Luke Evans en el papel de Vlad. Evidentemente su personaje dista mucho de lo que todos tenemos en mente y de lo que realmente cuenta la historia, con lo cual, es difícil valorar su interpretación, se puede decir que sí que se mete en el papel, es creíble, pero algunas veces es un poco sieso, no digo que a lo largo de la película gesticule histriónicamente, pero un poco más de emoción en algunas escenas no le vendría mal.

Sin destripar nada, diré que el final queda abierto, sospecho que para posibles oportunidades de sacar en un futuro una segunda parte.

Es difícil calificar esta película, teniendo en cuenta que de alguna manera todos vamos predispuestos ya que tenemos en la mente una imagen muy clara de cómo es un vampiro o de la “vida” de Drácula. Mi consejo es que veas la película desde la perspectiva de algo totalmente nuevo, de un personaje principal desconocido, de esa manera la disfrutarás, cierto que puede que no sea una película de culto, pero hace su función, y no adolece en ningún momento.
No niego, que se echa de menos ese “romanticismo” del alma atormentada del vampiro, pero bueno, es interesante ver como se arriesga contando la que podría ser una parte menos conocida del personaje.  


-ESTRENO HOY-

-Agradecimientos a la distribuidora

7 comentarios

  1. Sin duda el tráiler es muy emocionante, pero no se parece en anda a lo que esperaba. Tendré en cuanta tu consejo^^

    ResponderEliminar
  2. El trailer está genial. Qué ganas de verla!!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Tengo ganas de verla, pero me parece que será mejor no ponerle muchas expectativas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Pues yo la verdad es que tengo muchas ganas de verla y gracias a tu reseña iré con la mente más abierta con respecto a la vida de Drácula ^^

    Un besote guapa!

    ResponderEliminar
  5. Pues yo no le tengo muchas ganas, pero a lo mejor voy a ver que tal :)

    ¡Un abrazo! ^^

    ResponderEliminar
  6. Y quiero verla, pero no en cine xD

    ResponderEliminar
  7. Parece que cada vez son menos fieles al libro de Bram Stoker y a la imagen clásica del vampiro.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)