De la mano de Galaxia Gutenberg y en la librería La Buena Vida que, para quien no la conozca, ya está tardando porque es un lugar en el que la combinación de un buen café más un buen libro se cumple con creces, esta tarde, ha habido un encuentro muy especial entre Monika Zgustova (traductora de Bohumil Hrabal) y David Trueba cineasta y gran admirador de este escritor.
En una charla casi intima, en la que yo, personalmente he aprendido mucho.
Bohumil Hrabal para los que no le conozcan, ni hayan escuchado hablar de él, fue un destacado novelista checo, entre cuyas obras destacan Trenes rigurosamente vigilados (1964), Yo, que he servido al rey de Inglaterra (1971) y Una soledad demasiado ruidosa (1977).
La autora de la biografía de Bohumil Hrabal  (Los frutos amargos del jardín de las delicias) Monika Zgustova, le conoció personalmente en 1987, cuando empezó a traducir su obra al castellano y al catalán.
La autora de esta novela y de la charla a la que he podido asistir nos ha narrado infinidad de historias sobre él, como que cuando él no quería hablar, se quedaba en silencio horas y horas, pero que, cuando estaba hablador se ponía en medio de un bar lleno de personas a recitar poesía Rusa.
Este escritor fue gran admirador de Kafka, poetas rusos....
No he leído nada de Bohumil, pero las palabras que ha expresado respecto a él tanto David como Monika, te hace una idea de la maravillosa persona que fue y del escritor tan fascinante que llego a ser.
Un escritor que necesito leer y que entra gracias a Monika y a David en mi lista de pendientes obligatorios.
Una tarde llena de libros y buen rodeada del espíritu de Bohumil Hrabal
















-Fotos de mi autoría

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram