El encuentro parte de la reunión que en febrero de 1977 mantuvieron Adolfo Suárez y Santiago Carrillo, en la que acordaron la legalización del Partido Comunista y las líneas maestras sobre las que se asentaría el gran pacto para la Transición.   Suárez y Carrillo, el presidente del gobierno y el líder de un partido ilegal en busca y captura, aceptaron pactar un encuentro muy peligroso para ambos, en un momento en que el país era de una inestabilidad extrema,  y fueron capaces de reconducir sus intereses partidistas por un bien común. Es un encuentro secreto, mantenido a espaldas incluso de los suyos. Ambos representan las dos caras de la moneda de un país, que hace relativamente poco dirimió sus diferencias, en una guerra civil de triste recuerdo. Discuten, desarrollan estrategias, se interpelan, se recriminan, se ponen a prueba, se amenazan, hablan del pasado, del presente, del futuro… Tienen claro que gane quien gane esta batalla, nunca debe perderla el país. Pero son numerosos los factores que pueden dar al traste con este acuerdo, y muchas las sombras que se ciernen sobre El encuentro.   El encuentro no es una obra historicista: es un espectáculo que aprovecha un episodio de nuestra historia para hacer una metáfora de nuestros días. Los personajes, aunque inspirados en Adolfo Suárez y Santiago Carrillo, no lo son, del mismo modo que la reunión representada no es una reproducción de la que en su día se mantuvo. En El encuentro a lo que asistimos es a una construcción teatral cuyos cimientos, eso sí, están ligados a hechos históricos. En palabras del director, Julio Fraga, “El encuentro no pretende ser una crítica ni un panfleto, sino una invitación a la reflexión”.
-DEL 25 DE FEBRERO AL 30 DE MARZO EN EL TEATRO ESPAÑOL-

La tensión se palpa en el ambiente, dos políticos muy diferentes entre si se reúnen y tienen en sus manos poder dar un paso hacía delante al poder legalizar el partido Comunista.
Para poder llegar a un acuerdo , siempre , una de las partes tiene que ceder y dar más concesiones que la otra, pero no me voy a adelantar.
Un paseo por un encuentro desconocido para la mayoría de las personas de este país, y aunque yo tengo 30 años y lo he escuchado vagamente muchas veces, nunca me había parado a pensar lo que significó para los cimientos que tenemos construidos en la actualidad.
En mitad de la noche, Carrillo y Suárez mantienen una conversación tensa, con momentos en los que al espectador le dejan sin aliento y en la que van tocando varios temas espinosos, tanto para uno como para el otro. 
Cada uno expone sus puntos de vista y también se dicen cosas a la cara, pero siempre he pensado que para llegar a un acuerdo, siempre se deben de poner las cartas sobre la mesa.
La cercanía de estos personajes históricos le llega al espectador y le hace meterse en la tesitura de estos tiempos pasados pero no tan lejanos.
Algo a destacar es , la preparación de los actores, yo veía en José Manuel Seda y en Eduardo Velasco a Carrillo y a Suárez con sus gestos,con su tono de voz..etc. 
Una reunión que si llega a fracasar o salir mal , no sé donde estaríamos en estos momentos.
La obra de teatro la disfruté debido a que, esta tan bien ambientada y se hace tan ligera que cuando te das cuenta ya estás saliendo de la sala y porque os lo voy a negar, porque esta basado en una historia real y siempre es bueno conocer lo que sucedió y el paso hacía delante que se dio acabo.


-Agradecimientos a Eva Calleja.




6 comentarios

  1. El tema es interesante y tiene muy buena pinta. Me alegro de que disfrutases la obra y espero tener la oportunidad de ir a verla.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pinta espectacular, me alegra que pudieras verla y que la disfrutaras, claro. De pronto me han dado unas ganas tremendas de ir al teatro :)

    Besos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  3. A ver si hacen gira y llegan por aquí, que me has dejado con ganas de ver la obra. Un tema muy interesante el que aborda.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Parece interesante. Gracias por la recomendación. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Se ve que esta súper interesante, lástima que soy de México y no la podré ver :(

    ResponderEliminar
  6. Yo tampoco había nacido por esa época pero, como tú, algo he escuchado, pero realmente no sé nada a las claras. Me parece interesante conocer lo que sucedió y eso que no soy amiga de la política en general (no la entiendo muy bien, no te voy a mentir XD).
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)