Welcome

Web cultural creada hace 12 años. Administrada por María Cabal e Inés Díaz Arriero. Hace 5 años se cambió el nombre (soycazadoradesombrasylibros) de este humilde espacio y se mudó todo el contenido a la web actual. Sabemos que todo cuesta tiempo, trabajo y esfuerzo, así que encontrarás opiniones realizadas con todo el respeto y educación del mundo. Entrevistas a personas de diversos ámbitos culturales, crónicas de eventos, etc. Somos un altavoz y colaboramos con diversas editoriales, productoras, instituciones, etc. No cobramos nada y todo lo hacemos por amor al arte y a la cultura, así que ¡Gracias por pasarte por nuestro humilde espacio y seguir Paseando a Miss Cultura. Logo del blog realizado por @Arandanity Brujas realizadas por @ReiRei_Mv

Slider

ENTREVISTA A CARMEN JIMÉNEZ POR "LAVA".


    Becada por la Caixa es una guionista y directora formada en Columbia University. Como guionista destaca la serie La mesías, creada por Los Javis y La red púrpura dirigida por Paco Cabezas, así como la película Adiós. Colabora regularmente con Félix Viscarret, Carlos Marques-Marcet o Benito Zambrano en el desarrollo de proyectos de cine y televisión. Sus cortometrajes han tenido mucho recorrido por festivales y ha recibido el premio del Sindicato de Directores de Estados Unidos.


La higuera es la primera planta mencionada por nombre en la Biblia , y está entre las últimas. Elegiste a este árbol para que forme parte de la historia como un personaje silencioso que lo sabe y conoce todo ¿Cómo si fuese ese principio/final de lo que la pasa a Berta?

La verdad es que desconocía el dato sobre la biblia que mencionas, qué interesante. La higuera es un árbol muy presente en el sur de forma salvaje y que me recuerda mucho al verano. Tiene una forma muy evocadora, suele ser accesible para trepar y además da esos frutos, los higos y las brevas, que guardan dentro un sabor muy intenso. Me gustaba la idea de que este momento terrible sucediera en la naturaleza, a plena luz del día y en mitad de un elemento salvaje como es el árbol, en el momento de mayor vitalidad del mismo, que es el verano. Se convierte, de forma accidental, en el testigo y en el lugar que esconde el secreto.

Berta es un personaje que me ha enamorado y la actriz que lo interpreta es maravillosa. Me gusta la manera en la que cuestiona las cosas que la propone su primo ¿Presiente algo? O ¿Ha presenciado algo que la ha hecho recordar y preguntarse?

Alicia es una actriz asombrosa, una niña con una imaginación increíble y con una mirada que no puedes dejar de contemplar. Para mí ella está fascinada con su primo y le sigue en lo que él le propone, aunque desearía estar en otro sitio, acepta la ruta que él le va marcando porque está maravillada con tener su atención (la atención de alguien mayor) por ese rato.

En una familia tan grande vemos y escuchamos a las mujeres con claridad, pero los hombres estás ausentes (como el padre de Berta) hacen comentarios fuera de tono (el padre de Jorge) y el propio Jorge con su forma de ser y actuar ¿Lo que hace con Berta lo ha visto hacer a su padre, lo ha visto en internet?

Lo que hace Jorge es el fruto de un sistema patriarcal en el que en general las mujeres son objetos y víctimas sin agencia, y ese sistema está muy reforzado en el interior de una familia donde hay un toque de conservadurismo y de machismo, y en la que, además, se reprime la sexualidad hasta las intentar hacer ver que no existe. En ese contexto, una energía natural como es el despertar sexual de Jorge, acaba saliendo de la peor forma posible porque no sabe bien cómo canalizarla le manera sana.

Hay dos escenas en el coche que me han sorprendido. Una de ellas es la de la escena final y en la que Berta mira por la luna de detrás y se enfrenta en silencio a su primo ¿Cómo lo siente ella? (la última mirada al pasado, la última mirada a esta persona..).

Me cuesta trabajo a mí descifrar la mirada de ella a su primo, hay algo de saber (aunque aún esté lejos de poder articularlo) que algo que ha pasado no está bien y quiere alejarse de ahí, y algo de nostalgia por la conexión que se ha perdido. En cuanto a él, para mí siento que es un momento en el que podría darse cuenta de que lo que ha hecho ha tenido un impacto, veo que existe la posibilidad de una toma de consciencia.

La imagen de Berta abrazada y su madre caminando en silencio me ha parecido hermosa y desgarradora ¿Qué pensamientos la vienen a la madre?

 

La madre está preocupada porque acaba de encontrarse a su hija desnuda en un árbol y no entiende cómo o por qué ha llegado hasta ahí. Cuando empieza el corto la vemos a ella muy ocupada con su bebé y sabemos que se acaba de separar, por lo que entendemos que no está pasando por un buen momento. Eso la ha llevado a dejar a Berta un poco de lado. Y ahora, cuando se ha perdido y la ha encontrado, está empezando a hacerse consciente de que su hija la necesita.

Crees que cuando Berta dice ¡No! Que no quiere quedarse a dormir en casa de la abuela con sus primos¿ Es una palabra que conlleva muchos significados? Es decir, es el no que tenía que haber dicho al primo, es el no volver…

 

Por su edad y porque el abuso acaba de pasar, Berta es aún incapaz de ponerlo en palabras o de entenderlo, pero sí creo que al menos tiene la suficiente fuerza interior para expresar su deseo de alejarse de allí. Y la suerte de tener una madre que la escucha, la sostiene y la cuida.


Hay una escena sobrecogedora que sin decir mucho, dice todo. Lo que llevaba Berta debajo del árbol ¿Tenias claro desde el principio esa imagen?

Sí, la imagen de Berta desnuda en el árbol es una de las primeras que estaban en el guión desde el inicio. Sabía que no quería ser muy explícita con la imagen, que quería proteger a la niña actriz (que, obviamente, no estaba desnuda cuando rodamos). Para conseguir el efecto de la desnudez, era muy efectivo tener su ropa tirada bajo el árbol para que la espectadora, espectador pudiera extraer la conclusión de que está totalmente desnuda sin tener que mostrarlo.

Me ha gustado mucho como el inicio y el final del cortometraje es como un circulo. Lava empieza casi con una canción de Berta y termina con esa misma canción, pero con la voz de la madre ¿Cómo surgió? ¿Tenías claro la elección de la canción?

La idea de la canción surgió gracias a Clara Roquet, que leyó el guión cuando estaba cerca de rodar y me ayudó mucho a terminar de perfilarlo. De repente, ese elemento trajo una unidad a la historia que era el detalle que faltaba para cerrarla del todo. Busqué canciones antiguas y también pregunté a algunos amigos músicos. Y Pablo Gómez-Pan, gran amigo montador y compositor, me mandó la maqueta de “Corre, Lola, Corre”. Él no había leído el guion, por lo que no sabía para que era la canción. Y fue bastante mágico porque la canción no solo me encantó, sino que además funcionaba como un guante con la trama.

La abuela es de esos personajes que me ha llamado la atención y me ha dejado con ganas de conocerla más. Esa mirada que hecha a su hija a través del retrovisor ¿es de asombro o sabe algo?

Para mí la abuela es la negación absoluta de todo. Ella encarna esa represión y secretismo de los que su hija y su nieta se desmarcan. Lo que no le gusta es que se vayan de su casa, pero a la vez sabe que no puede evitarlo.

¿Cómo trabajaste con Alicia su personaje?


A Alicia, la niña que interpreta el papel, la encontramos gracias a una directora de casting de Andalucía que se llama Marichu Sanz; es una niña que tiene una mirada increíble, o sea, eso es que estaba ahí desde el principio. Ella tiene como esos ojos, esa forma de mirar y una forma de ser y de estar… que son impresionantes.

Además, es una niña que tiene muchísima imaginación, yo no le pude hacer casting: nosotros hicimos casting en Sevilla y en Madrid, ella no pudo venir presencialmente, yo fui a Granada, porque ella era de Granada, a conocerla y, bueno, primero la conocí por videollamada, luego fui a conocerla en persona y a mí me impresionó mucho eso, la imaginación que tenía, o sea, yo fui a su casa y su madre me dejó con ella en la habitación; ella me enseñaba sus juguetes, sus juegos, me hablaba de un juego que hacía con una máquina del tiempo, me sorprendió que ella en el juego, como que yo le preguntaba, “oye, ¿y a dónde has viajado? ,¿a qué época has viajado?”.

Ella empezaba a contármelo, y yo pensaba, bueno, esta niña tiene siete años, en algún momento ya se saldrá de aquí, o sea, me está contando una mentira, en algún momento ya parará. ¡Y no! la mantenía, mantenía la historia de que se había encontrado a un dinosaurio y a un neandertal y que no sé qué y se había escondido detrás de una piedra y seguía y seguía y seguía, no salía, eso me pareció increíble.

También hay que decir que es una niña muy inteligente, muy sensible y también fue de mucha, muchísima ayuda, que su madre es psicóloga y trabaja con mujeres maltratadas, lleva como 20 años trabajando en el servicio de salud del ayuntamiento de Granada, justo en esta área. Y ella fue de mucha ayuda para para ayudarme con Alicia a que se preparara el guion; o sea, Alicia no sabía, cuando rodamos no conocía la historia, porque ella era demasiado pequeña como para eso, y, de hecho, la escena donde se explica lo que está pasando, ella la grabó con un diálogo alternativo, pensando que estaba hablando de otra cosa diferente; pero lo que sí entendía ella era el arco, o sea, ella entendía lo mismo que la niña de la historia entiende, la niña de la historia no va a entender lo que le ha pasado en ese momento, lo va a entender más adelante, y ella entendía lo mismo; es como que tiene una situación familiar con sus padres, con su hermano, etcétera, que está allí con los primos y ella es más pequeña y no le hacen caso y, de repente, hay uno que le hace caso y ella se siente como “¡ay, qué guay! que por fin hay alguien, estamos compartiendo, jugando”, y que, de repente, llegan unas niñas que son de la edad del niño y que él la ignora, como ese arco de abandono y de como aquí ha pasado algo que no entiendo y aquí hasta ahora estábamos conectando y ahora no.

Y, luego, lo que sí hicimos, porque Alicia no es actriz, entonces tampoco tiene como mucha técnica, pero para mí era mejor porque los niños actores a veces tienen demasiada técnica, lo que sí hacíamos para que no tuviera que aprenderse de memoria y lo que hicimos con los diálogos fue que dibujamos, como que grabamos en desorden y primero grabamos todo lo que era en la casa y luego grabamos todo lo que sucedía en el río, sobre todo como que ella iba poniendo deberes, hacía muchas llamadas con ella y le ponía deberes de que hiciera dibujos de cuando se subió en el árbol, cuando aprendía a montar en bicicleta, cuando..., de forma que luego ella, cuando hablaba de eso y lo tenía que contar, lo contaba como algo que había ya sucedido... ahí sí que nos hacíamos un poco más de texto, no como lo que ponía en el guion, sino lo que ella se acordaba que había pasado, porque lo había dibujado por lo menos


Comentarios

Pinterest

Write to

use the form below: