Web cultural desde hace 11 años. Administrada por María Cabal e Inés Díaz Arriero. Hace 5 años se cambió el nombre de este humilde espacio y se mudó todo el contenido a la web actual. Sabemos que todo cuesta tiempo, trabajo y esfuerzo, así que encontrarás opiniones realizadas con todo el respeto y educación del mundo, entrevistas realizadas a personas de diversos ámbitos culturales, crónicas de eventos, etc. Somos un altavoz y colaboramos con diversas editoriales, productoras, instituciones, etc. No cobramos nada y todo lo hacemos por amor al arte y a la cultura, así que ¡Gracias por pasarte por nuestro humilde espacio y seguir Paseando a Miss Cultura

Novela de ajedrez de Stefan Zweig


Cuando unos pasajeros descubren que el actual campeón mundial de ajedrez, Mirko Czentovic está a bordo de un crucero que se dirige de Nueva York a Buenos Aires, un compañero de viaje lo reta a una partida. Czentovic, hombre arrogante y antipático para todos, le derrota fácilmente, pero durante la revancha, un misterioso pasajero de origen austriaco, el Dr. B., interviene y, para sorpresa de todos, ayuda a que la partida llegue a tablas. Cuando, al día siguiente, el Dr. B. confía el secreto acerca de cómo llegó a poseer su extraordinaria comprensión del ajedrez, el relato se desarrolla en una sorprendente historia de encierro y obsesión psicológica.

 

*Traducción de Ariel Magnus.

 

Novela de ajedrez fue la última historia que escribió Stefan Zweig y la primera que yo leí del autor hace ya bastantes años. Un autor que me fascina, por cierto. Y la verdad es que la recordaba muy vagamente, así que ha sido un placer volver a disfrutar de ella, gracias a la colección de Clásicos que ha puesto en marcha Gran Travesía.

En esta novela corta, nos encontramos en un barco que realiza el trayecto entre Nueva York y Buenos Aires. En él, junto a muchos otros pasajeros, viaja Mirko Czentovic, un campeón de ajedrez que se dirige a Argentina en busca de nuevos retos. Nuestro narrador, curioso, se propone acercarse a este personaje para tratar de conocerlo; lo que no es tarea fácil, pues Czentovic es un hombre cerrado y frío. Sin embargo, con un tablero de ajedrez y dinero de por medio, Czentovic está más que dispuesto a aceptar una partida contra un grupo de pasajeros (a los que, obviamente, da una paliza). Durante la revancha, un nuevo jugador se une a ellos y consigue que el campeón se retire dejando la partida en tablas. En este momento, la misión del narrador pasará a ser convencer a este hombre para que juegue de nuevo contra Czentovic al día siguiente. Y así será como conoceremos la historia del Dr. B y su extraordinaria manera de jugar al ajedrez.

Novela de ajedrez parece al principio una historia sencilla que cuenta la inesperada derrota de un gran campeón de ajedrez. Sin embargo, incluye una crítica implícita al régimen de Hitler y a los métodos de tortura de la Gestapo para obtener información. Además aborda el horror de la incomunicación, el aislamiento y el exilio forzoso, así como la necesidad de búsqueda de una vía de escape para huir la realidad ante una situación extrema.

La estructura es bastante original, no tanto en el sentido de que es texto seguido, sin ningún tipo de división en capítulos, sino por el papel que juega el narrador. Disfrazado de protagonista al principio, en seguida vemos que tan solo es un personaje más del barco del que apenas sabemos nada y que su papel es servir de intermediario entre el lector y los verdaderos protagonistas, describiéndolos brevemente, charlando con ellos y cediéndoles la palabra para que expliquen su historia.

Los dos protagonistas son polos opuestos:

Por un lado está Mirko Czentoviez, el campeón de ajedrez, que se nos presenta como un hombre triunfador, antipático y sin capacidades intelectuales fuera de los tableros de ajedrez.

Por otro, el Dr. B. Un hombre educado, inteligente y amable, pero con un horror oculto dentro.

En cuanto a la ambientación también nos encontramos dos extremos. Del barco en el que se sitúa la historia, apenas hay descripciones. En cambio, del lugar de reclusión en el que suceden los recuerdos, sabemos un montón de detalles que ayudan a trasmitir esa sensación de agobio e impotencia que sufrían quienes estaban presos allí.

Como digo es una novela corta, con una narración ágil y amena, que no se detiene en detalles innecesarios, pero que transmite la intensidad del suceso y los sentimientos de los personajes a la perfección.

La edición de la novela cuenta con un interesante epílogo escrito por Ariel Magnus, el traductor, que explica un poco el contexto en el que el Zweig la escribió, las decisiones que se han tomado a la hora de publicarla a lo largo de estos años y las particularidades de esta traducción en concreto. Merece mucho la pena leerlo, así que no te lo saltes.

Hasta el momento, dentro de esta colección de Clásicos Gran Travesía, se pueden encontrar también los títulos Rebelión en la granja de George Orwell y Veinte poemas de amor y una canción desesperada de Pablo Neruda.

 

Reseña de Inés Díaz Arriero

Comentarios

  1. La leí hace ya un tiempo y no me importaría volverla a leer. Es magnífico el modo en que este autor describe a los personajes y esa crítica sutil que se aprecia en todas sus novelas. Muy buena reseña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

La nueva politica de privacidad donde encontrarás información acerca de comentarios, entradas...https://blog.paseandoamisscultura.com/2010/09/Contactme.html