Web cultural desde hace 11 años. Administrada por María Cabal e Inés Díaz Arriero. Hace 5 años se cambió el nombre de este humilde espacio y se mudó todo el contenido a la web actual. Sabemos que todo cuesta tiempo, trabajo y esfuerzo, así que encontrarás opiniones realizadas con todo el respeto y educación del mundo, entrevistas realizadas a personas de diversos ámbitos culturales, crónicas de eventos, etc. Somos un altavoz y colaboramos con diversas editoriales, productoras, instituciones, etc. No cobramos nada y todo lo hacemos por amor al arte y a la cultura, así que ¡Gracias por pasarte por nuestro humilde espacio y seguir Paseando a Miss Cultura
Send me a hello :)
Write to
paseandoamisscultura@gmail.com
or use the form below:

OPINIÓN DE CON LAS MANOS DESNUDAS DE LEïLA SLIMANI E ILUSTRACIONES DE CLÉMENT OUBRERIÉ

Heroína olvidada del siglo XX­­, Suzanne Noël fue una pionera en la cirugía reconstructiva. Brillante estudiante de medicina, participó activamente en la creación de la cirugía plástica como especialidad médica. Considerada una práctica peligrosa e innecesaria por la opinión pública de la época, la cirugía estética era según ella una herramienta para la emancipación de la mujer. A través de sus técnicas quirúrgicas, Suzanne quiso corregir los efectos de la vejez, la pobreza, la enfermedad o el agotamiento. Durante la Primera Guerra Mundial, la cirugía reconstructiva empieza a cobrar importancia. Junto al profesor Hippolyte, Suzanne Noël opera a muchos soldados desfi gurados llegando a desarrollar protocolos quirúrgicos revolucionarios. En los locos años veinte, Suzanne Noël se convirtió en una celebridad, en París y en todo el mundo. Feminista y comprometida con la reivindicación del derecho al voto de las mujeres, nunca dejó de luchar por su independencia y por el reconocimiento de su trabajo.

Traducción de: Miguel Marqués.




Con las manos desnudas de Leïla Slimani e ilustraciones de Clément Oubrerie ha sido mi última novela gráfica leída y sólo puedo decir cosas buenas de esta historia.
Conozco a Leïla Slimani desde hace algunos años y siempre he seguido lo que publicaba en nuestro país, ya que esta autora tiene una pluma prodigiosa para contar muchas realidades con una sensibilidad abrumadora. Así que cuando supe que había escrito con las manos desnudas y lo publicaba en español, Liana Editorial, lo quise leer de inmediato.
No había oído habar de Suzanne Noël, desconocía que es lo que había hecho o de que era pionera y no me cuestioné nunca ¿quién es el padre o la madre de la cirugía reconstructiva? 
Soy curiosa por naturaleza, pero hay cosas que hasta que no leo un libro o descubro una historia, como que no me atraen y no me hago las preguntas necesarias.

Suzanne Noël sabía lo que quería en cada momento de su vida, también tuvo la suerte de que los hombres que la ayudaron con sus propósitos eran adelantados a su tiempo y sabían de lo que eran capaces de hacer y ser las mujeres.
Creo que ella tenía una mente privilegiada, era observadora y se daba cuenta de todo lo que se podía hacer por las personas, pero lo más asombroso sobre Suzanne fue verla mirar cuadros y darle vueltas a las cosas, en su cabeza e imaginándose miles de cosas.

La vida esta mujer increíble no fue fácil y está repleta de momentos duros, de decisiones complicadas y de pasión por su trabajo.
Estoy segura de que muchos hombres la criticarían y lo seguirán haciendo al conocer su historia, pero yo la he visto como un pájaro libre, pero al mismo tiempo enjaulado y me ha dado mucha pena en muchos momentos de su vida.
Fue una persona que antepuso su vida laboral a su vida personal, pero no me sorprendió y de hecho estaba esperando a que volase.

Vivió dos guerras mundiales y muchos cambios políticos, pero viéndola actuar en las dos contiendas es cuando el lector se da cuenta de lo valiente que era.
Fue alguien que quería mejorar la vida al resto, mientras la suya se desmoronaba y eso puede sonar como una contradicción, pero es que si leéis el libro, si que os daréis cuenta de lo que digo.
Destacaría los ambientes por los que se movía y en los lugares en los que se sentía cómoda es otra de las cosas que me llamaron la atención.

Mientras estaba sumergida en el París del siglo XX me hacía mucha preguntas tales como, ¿Cómo sería Suzanne Noël si hubiese nacido y vivido en el S.XXI? ¿Se hubiese reconocido su valor, su aportación a la sociedad?
Repleta de capas y texturas esta lectura ha sido como un hilo que va dando forma y va moldeando a Suzanne Noël. Con las manos desnudas es de esas historias que detalla toda la vida de una persona excepcional, pero que se para en cada detalle pequeño para dotarlo de vida y de voz.
Feliz de haber conocido a Suzanne de la mano de otra gran. mujer y con unas ilustraciones tan realistas que sobrecogen.

Comentarios