Web cultural desde hace 11 años. Administrada por María Cabal e Inés Díaz Arriero. Hace 5 años se cambió el nombre de este humilde espacio y se mudó todo el contenido a la web actual. Sabemos que todo cuesta tiempo, trabajo y esfuerzo, así que encontrarás opiniones realizadas con todo el respeto y educación del mundo, entrevistas realizadas a personas de diversos ámbitos culturales, crónicas de eventos, etc. Somos un altavoz y colaboramos con diversas editoriales, productoras, instituciones, etc. No cobramos nada y todo lo hacemos por amor al arte y a la cultura, así que ¡Gracias por pasarte por nuestro humilde espacio y seguir Paseando a Miss Cultura
Send me a hello :)
Write to
paseandoamisscultura@gmail.com
or use the form below:

ENTREVISTA CON ARNAU BATALLER (POR MEDITERRANEO)

 



Arnau Bataller es un compositor de cine español especializado en cine y televisión, que ha trabajado con prestigiosos directores españoles como Jaume Balagueró, Fernando León de Aranoa, María Ripoll, Pau Freixas o Mariano Barroso entre muchos otros. 

Con base en Barcelona, ha sido uno de los compositres más solicitados durante los últimos 10 años, realizando una amplia gama de proyectos que van desde largometrajes de gran presupuesto como Way Down, Rec4 o A Perfect Day, hasta programas de televisión dramáticos más independientes como "Sé quien eres" o "Pulseras Rojas" Esto incluye unos 25 largometrajes, 8 series de televisión y muchos encargos de conciertos de música. Esforzándose por elegir el mejor color musical para la imagen, Bataller siempre trabaja con Marc Blanes, uno de los ingenieros más cotizados de España, asegurando así la máxima calidad en su música. 

Ha grabado con la mayoría de las orquestas de música de cine de Europa y fue el primero en grabar una banda sonora con la Orquesta Sinfónica del Gran Teatre del Liceu, la Ópera de Barcelona. También le encanta explorar nuevos mundos sonoros, desde instrumentos étnicos o sintetizadores, buscando siempre una paleta sonora única para cada proyecto en el que trabaja. 

La música de Bataller ha sido reconocida con más de 15 premios y nominaciones como el Premio de la Asociación Internacional de Críticos de Música de Cine (IFMCA) a la Mejor Banda Sonora Original para Televisión o el VII Premio de la Crítica de Música de Cine Español al Mejor Compositor Español. Se graduó de la Universidad del Sur de California en Los Ángeles (USC) donde estudió en el prestigioso programa Scoring for Motion Pictures and Television, grabando más de 10 veces en Paramount Studios. Arnau también tiene una licenciatura en violín. Arnau normalmente trabaja en su estudio con su simpático gato Tofu al que le encanta dormir detrás de los monitores de la computadora. Arnau es un padre orgulloso de los mellizos de 4 años, Lluc y Laia (nombres catalanes para Luke y Leia).



 

- Para escribir la banda sonora de “Mediterráneo” ¿Tuviste que salir de tu estudio y escuchar al mar, al viento para crear esos sonidos tan naturales? ¿Fue difícil crear estos sonidos y que quede todo homogéneo?


A diferencia de la diseñadora de sonido de la película, Fabiola Ordoyo, que sí que tuvo que grabar horas y horas de mar, agua, viento, etc..yo utilice estos elementos de manera más conceptual. No quiero que la música suene literalmente a agua o viento, para eso ya está el sonido, pero sí que me interesa que tenga propiedades de ellos. Por ejemplo, si la cuerda la tocas con menos presión y más movimiento hacia el puente, se consigue un sonido más entrecortado, más sucio, con más “aire” ya que se escucha el ruido de las cerdas del arco al frotar las cuerdas. Lo mismo cuando utilizas armónicos, que al ser sonidos tan agudos y con menos cuerpo, se pueden identificar también con el aire. Pero realmente lo que más he utilizado es la idea de estar debajo del agua y que así el sonido venga más distante y filtrado, como lejano, y también la idea de la ola, que te va llegando poco a poco hasta que te mueve y te levanta cunado estás en el pico. Esta idea por ejemplo está aplicada también al ritmo musical y a la presencia de la música en toda la película. Se empieza muy suave, distante, y poco a poco la música se va haciendo más presente hasta que llegamos al clímax dramático de la narración. 



- Muchas veces las bandas sonoras se unen a colores y en Mediterráneo lo podemos

asociar al color azul, pero en la banda sonora que has compuesto resuenan otros colores distintos (es lo que sentí al ver la película y escuchar la Bso ) ¿ es lo mismo para ti? ¿También las bandas sonoras tienen colores y no los que pensamos nosotros?


Hay personas que escuchan colores literalmente hablando. De hecho hay un nombre y todo para este fenómeno, la sinestesia, que básicamente ocurre cuando el cerebro mezcla información de dos sentidos, en este caso la vista y el odio. Es curioso que cada persona sinestésica ve un color diferente al escuchar una misma música. Por esta razón no pretendo transmitir un color concreto con la música. En ese sentido yo cunado utilizo el término “color” me refiero a un concepto que hace referencia a una sonoridad determinada por la suma de diversos elementos: la tímbrica de los instrumentos, la dimensión sonora (música grande o pequeña), la cantidad de música que habrá en una película y si ésta tendrá muchos puntos de interacción con la música (subrayará mucho o poco). En este sentido es verdad que la música puede ser más obscura, o tener más luz, o a veces yo utilizo términos referidos a superficies: la música puede ser rugosa, oxidada, suave, sedosa...En el fondo no dejo de ser un sinestésico más en ese sentido mezclando el tacto y el oído. 




- Cuando vi la película me di cuenta de que había distintos ritmos para distintos momentos, personajes, pero cuando compones ¿son importantes estos ritmos o es más importante la melodía?


Depende. Hay películas de melodías, de ideas temáticas claras y hay otras películas más de ritmo y de textura. El hecho de que la melodía esté más presente ayuda a reforzar conceptos narrativos ya que el espectador la va a reconocer de una manera más clara. Pero precisamente por ese motivo hay películas, como Mediterráneo, dónde no es necesario que la música te cuente y sí que te sugiera. Esto último lo podemos lograr haciendo que los motivos principales sean más rítmicos y tímbricos y no tan melódicos. 



- Hace muchos años que te dedicas al mundo de las bandas sonoras, pero cuando empezaste ¿Te imaginabas que se utilizasen bases electrónicas o tecnologías más modernas a la hora de componer?

Sí claro! Yo aunque crecí cantando en el coro de la Sociedad Musical de Alzira y tocando el violín en su orquesta, y por tanto vengo de una formación clásica, siempre he estado muy relacionado con el mundo de la tecnología. A los 14 años, cuando todos mis conocidos querían una moto, yo soñaba con tener un ordenador para hacer música. Para mi los ordenadores y sintetizadores siempre han sido como un instrumento más. MI relación con ellos es muy natural, la misma que pueda tener con un violín.



- ¿Te dieron oportunidad de ver Mediterráneo para que conocieses lo que había detrás de esta gran historia o la compusiste con sólo saber la premisa?


Siempre compongo a partir de la película acabada. Puedo empezar a generar ideas a partir de guion, pero para mi es muy importante ver la fotografía, el montaje o el acting para acabar de tener suficiente información a partir de la cual desarrollar la música. Hay que saber escuchar a la imagen para poder ver la música. Además ya conocía el trabajo de Open Arms ya que la ONG colaboró con el colegio de mis hijos y vinieron a enseñarles a los niños porqué están haciendo lo que hacen en el mar. Así que mi relación con esta película has sido siempre muy cercana. 



- A lo largo de tu carrera has compuesto bandas sonoras para películas que son de distintos géneros de acción, comedia, drama, miedo, etc ¿Con que genero te sientes más libre o te sientes más cómodo? ¿Cuál es el genero cinematográfico que da más rienda suelta a la creatividad? A la hora de crear una banda sonora ¿Se puede improvisar?


Para mi el género no es lo que define si vas a trabajar más o menos cómodo, si no la visión que tenga el director o directora de su película dentro de ese género. Aunque a priori me encuentro como pez en el agua en el drama, puedo preferir hacer una comedia más arriesgada que un drama que esté hecho siguiendo el manual. He de decir que el género más difícil para mi es la comedia ya que encontrar el color musical y el tono exacto es muy complicado! 

Me lo he pasado muy bien haciendo terror, tal vez no porque sea el género más original en como se utiliza la música, pero sí el que permite mayor juego a nivel tímbrico y de escritura de los instrumentos. En mi última película de terror, La Influencia, antes de componer una sola nota me fui un día a grabar sonidos de percusión de instrumentos poco habituales, como planchas de metal, waterphones, espejos, etc. Eran objetos que de una o otra forma estaban relacionados con la historia y quería ver si podía sacar alguna sonoridad interesante de ellos. Y efectivamente, acabé utilizando una melodía que salió improvisando sobre un waterphone y que luego convertí en el tema principal de la película. En ese sentido sí que puede haber un poco de improvisación a la hora de crear una banda sonora, o por ejemplo cuando le pides a un intérprete que improvise sobre un registro o sobre un motivo. El resto del proceso no admite mucha improvisación por lo limitado del tiempo de trabajo que solemos tener., 



- Las personas solemos asociar sonidos a géneros ¿Cómo haces para “desmontar este mito” o hacer que al genero al que le pones la banda sonora sea una experiencia nueva (musicalmente hablando?


Esta asociación, por ejemplo, la cuerda es drama, es melodía, es “sentimiento” la puedes variar si la película lo pide. Quiero decir con esto que es la película la que te marca un poco el camino y tu espacio de trabajo. Si la película no quiere experimentar en su propuesta narrativa o visual, la música debe ser consciente de ello y encontrar su lugar natural dentro del resto de elementos que la conforman. En Mediterráneo además de la utilización de la cuerda evitando su uso más tradicional, evitando una sonoridad confortable, hay un instrumento que se escucha y que no se ve, pero que es muy importante como concepto. Es la valla-Flauta que interpreta Xavi Lozano. Si tu escuchas la música, hay una mezcla de flauta con sintetizadores que tiene un sonido bastante amable. Pero este sonido sale de una valla de estas amarillas  de la policía o de las obras que se suele utilizar para que la gente no pueda pasar. Me parecía muy interesante utilizar este instrumento que se usa para dividir, para parar, con un sonido que invita a todo lo contrario. 



- ¿Cuál es el instrumento que te hubiese gustado introducir en Mediterráneo, pero pensaste que era demasiado arriesgado o tenías miedo de que no fuese a encajar? ¿Cuál es ese instrumento que te encanta, pero que nunca has introducido en ninguna de tus creaciones?


La verdad es que en Mediterráneo creo que no me he encontrado con ninguna limitación. Las decisiones de qué instrumentos utilizar han surgido de manera muy natural. De hecho antes de componer dedico bastante tiempo a la búsqueda de timbres que creo que pueden funcionar en la película. Por suerte no tengo ningún instrumento preferido que no haya podido utilizar alguna vez. He escrito para muchos y muy diferentes!



- ¿Cuál es esa banda sonora que te gustaría componer o dar vida con la música?

La siguiente película o serie que me toque!. Poder trabajar en lo que te gusta es más que suficiente. Intento aprender, descubrir, disfrutar de cada proyecto que hago, desde el más grande al más pequeño. De hecho hace poco hice la música para un corto, Entreterrestres que hacía tiempo que no tenía la oportunidad, y disfruté el proceso como un niño chico. 



- Si tu carrera de compositor fuese: una fotografía (en color o blanco y negro), un adjetivo y una nota ¿Cuál serian?

La nota seria el si, la sensible de la escala 

El adjetivo: gratificante

Una fotografía: en blanco y negro

Comentarios