Search

Bienvenid@s a la Web Paseando a Miss Cultura. Web que nació el 15 de mayo de 2009 y que quizás muchos de vosotr@s la seguíais por Soycazadoradesombrasylibros. En el 2016 decidí cambiar el nombre, pero con la misma identidad, cariño y amor a la cultura.
En la web estamos la escritora Inés Diaz Arriero y servidora Miss_Cultura o María.
Nos guste o no...un libro,película,serie...lo tratamos con todo el respeto y educación. Somos conscientes de que detrás de ese proyecto y trabajo hay mucho esfuerzo, dedicación y tiempo detrás.
Larga vida a la Cultura.

Send me a hello :)

OPINIÓN SOLO TRES CITAS Y UNA MENTIRA DE VICTORIA VÍLCHEZ


Cuenta la leyenda que originalmente los humanos poseían cuatro piernas, cuatro brazos, dos rostros y una sola cabeza, y en ellos convivían el sexo femenino y masculino; pero Zeus, sintiéndose amenazado por la fortaleza de estos seres, les lanzó un rayo y los dividió en dos, condenándolos a vivir sin su mitad y a vagar en busca de ella para estar completos. Podría llegar a sonar romántico si no fuera porque, como veréis, mi mejor amiga se había tomado dicha leyenda como una especie de credo y parecía empeñada en que yo también formase parte de su secta. Por cierto, soy Nadia, una mujer independiente, extrovertida, algo friki y con bastante carácter. Y no, contrariamente a lo que pensaba mi amiga, no quería encontrar al hombre de mi vida. Y sí, ya sé lo que estáis pensando: que esta es la historia de cómo termino tragándome mis propias palabras…





Victoria Vílchez  es otra de las autoras a las que hace tiempo que no leía y he vuelto a caer en sus redes con una novela sencilla, corta, pero bonita y llena de magia y cariño por los pequeños detalles.
Solo tres citas y una mentira empieza con un ¡boom! no nos da tiempo a respirar, y ya en un primer vistazo conocemos a Nadia, a su mejor amiga y a Raúl, pero después de empezar un poco deprisa, el ritmo va decreciendo y la autora nos deleita con una historia y una trama que se cocina a fuego lento.

Madrid y sus calles como telón de fondo para esta trama, el Madrid que tú te quieras imaginar, donde quieras ir a cenar como un personaje más con Raúl y Nadia...etc. Esto es algo que me ha gustado de la autora, sabemos la ciudad donde sucede todo y aunque nos da alguna vaga indicación de hacia que lugar se dirigen o van los personajes, el lector va a ciegas, va imaginándose los lugares, las demás calles, los sabores, los olores, pero esto solo ocurre con Raúl. 

Como lectora he disfrutado un montón de este libro lleno de guiños a la cultura popular, pero también lleno de momentos especiales, de superación de barreras y miedos entre otras cosas. Victoría Vilchez
me ha hecho volver a ilusionarme con sus historias, también me ha hecho pensar con detenimiento en las barreras que nos solemos poner mentalmente, en lo fácil que son algunas cosas y las complicamos. A veces da miedo saltar al vacío y dar un paso, pero con su novela he podido recapacitar de muchas cosas.

Cuando la he terminado me ha parecido corta, pero luego recapacitando me he dado cuenta de que si disfrutas de un libro o de una historia todo va más rápido para mi mente lectora, y lo devoro en un abrir y cerrar de ojos por lo que de ahí mi sensación.
Hablando de los personajes me centraría en Nadia, porque ella es como una pequeña luz que ilumina muchos lugares y a muchas personas, pero ella no se da cuenta de muchas cosas, porque se ve pequeña, diminuta y con miedo.

Los giros y giros que la autora mete en solo tres citas y una mentira me han dejado un poco aturullada. Cuando tu mente lectora se forma la historia en la cabeza y no te sacan de allí, pero de repente ¡Zas!. Pues eso me ha ocurrido a mí, pero feliz de que Victoria haya jugado con el lector casi hasta el final.
Por lo que ha sido un feliz reencuentro por mi parte con la pluma de la autora.

Comentarios