22 feb. 2019

OPINIÓN DE LA VENGANZA DE ARIADNA DE ALBA QUINTAS


Martina necesitaba huir y olvidar lo que ocurrió en la fiesta. Por eso se fugó en plena noche y acabó en ese pueblo cualquiera, lejos de la ciudad donde ya todos buscan a la chica que desapareció sin dejar ni rastro en el cumpleaños de su novio.
Astrid sabe que la aterrorizada joven que ha aparecido en su casa ha vivido algo muy duro, pero ¿y si con querer ayudarla no basta? Ella no es mucho mayor que la chica y sólo se encuentra allí temporalmente para terminar la novela que está escribiendo. Y en el pueblo ni siquiera es bien recibida... Al fin y al cabo, si algo teme la gente de Sabinia, es el cambio.



Astrid ha huido de su vida en la ciudad y de la casa que compartía con su familia para refugiarse en Sabinia y terminar de escribir su novela. Al menos eso es lo que se dice a sí misma, pero lo cierto es que su retiro es mucho más que una escapada para trabajar; es una búsqueda de sí misma, de conocerse, de preocuparse por lo que de verdad quiere hacer y de romper con todas las barreras que le impiden ser feliz. Sin embargo, en el pueblo no se lo van a poner nada fácil, pues la gente de Sabinia es muy conservadora y no les gustan los cambios, ni las personas que son «diferentes» a ellos. Además, una noche aparecerá en el umbral de su casa Martina, una chica aterrorizada y completamente rota por dentro. Y Astrid no dudará ni un minuto en acogerla y hacer todo lo que está en sus manos para ayudarla a sanar.

Aunque en cuestión de «número de páginas» Astrid tiene bastante más peso, las dos protagonistas se reparten la narración para explicarnos sus historias, las que han vivido por separado y la que están empezando a vivir juntas. Cada una de ellas tiene una voz narrativa muy personal y la combinación de ambas, unida a que los capítulos son cortitos, consigue que el libro se lea en un abrir y cerrar de ojos. Pero, totalmente en oposición a la falsa idea de que los libros cortos y rápidos están vacíos de contenido, La venganza de Ariadna es un libro completo y cargado de temas profundos y actuales.

En La venganza de Ariadna las protagonistas nos hablan de cuestiones tan importantes como las secuelas de una violación, la discriminación sexual, los prejuicios sociales, la lucha por los sueños o la ruptura con lo que los demás esperan de ti. Y lo más acertado de todo es que estas dos mujeres nos hablan de tú a tú, desde un punto de vista cercano, porque son como nosotras, porque viven en el mismo mundo que el lector. Martina y Astrid son tan reales que estoy segura de que cualquiera que se adentre entre sus palabras podrá encontrar en ellas algún rasgo de alguien que conozca. Yo, por ejemplo, me he visto reflejada en varios aspectos de Astrid, por lo que me ha resultado muy sencillo empatizar con ella. No quiero olvidarme de mencionar también a Olga, que creo que ha sido mi personaje preferido: esa vieja bruja que a pesar de pertenecer a una generación totalmente distinta, comprende a las protagonistas y lucha a su lado sin importarle lo que los demás piensen de ella.

El escenario, un pueblito anticuado y medio abandonado con la climatología y los paisajes típicos del norte, acompaña muy bien a la historia y a los estados de ánimo de las protagonistas.

Nunca había leído nada de Alba Quintas, pero tenía muchas ganas de hacerlo. La conocí en persona en el Celsius del año pasado y reconozco que me fascinó verla escribir en su libreta, a mano, tan tranquila, en medio de una cafetería mientras a su alrededor había un montón de gente hablando. Esta es la primera novela suya que leo, pero seguro segurísimo que no será la última porque me ha encantado el modo que tiene de narrar, tan sencillo y dulce, pero a la vez tan potente.

Además, creo que hay que agradecer a Alba dos cosas:

Primero, que haya dado voz a tantas mujeres que tras sufrir una violación todavía dudan de que de verdad haya sido eso, porque tradicionalmente nos han enseñado que solo es violación cuando un hombre desconocido agrede a una mujer desconocida en la calle, pero, en general, se han olvidado de contarnos que también puede pasar con un amigo en una fiesta, con un familiar, con la pareja, etc.

Y, segundo, que haya elegido contar la historia con dos mujeres (incluso tres si contamos a Olga) que se apoyan la una a la otra, que se ayudan sin esperar nada a cambio y que no compiten.

Obviamente le he dado cinco estrellas por todo esto y porque no he encontrado ni una sola pega que ponerle. Ha sido una lectura perfecta y ya estoy deseando conocer más historias escritas por Alba.

Por cierto, el título y la cubierta son todo un acierto. Y al final del libro podréis encontrar un par de ilustraciones de las protagonistas.

What do you think about this article?

  1. Pues pensaba que no me ibas a convencer, pero te veo tan entusiasmada que me cuesta trabajo resistirme.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Acabo de leer otra reseña. Creo que es un libro que me podría gustar. Besos

    ResponderEliminar
  3. Con esta gran reseña me convences. Anteriormente me llamaba la atención pero ahora sí que me lo apunto, me tiene muy intrigada la elección de ese título y la portada.
    También tengo pendiente el libro de esta autora que ganó el premio Jordi Sierra i Fabra hace varios años.
    Un besazo.

    ResponderEliminar

La nueva politica de privacidad donde encontrarás información acerca de comentarios, entradas...https://blog.paseandoamisscultura.com/2010/09/Contactme.html

Previous Post

Next Post