25 ago. 2016

Café society de Woody Allen

Nueva York en los años 30. A medida que los problemas crecen con sus pendencieros padres, su hermano gánster y la joyería de la familia, Bobby Dorfman siente que es el momento de cambiar de escenario. Así que decide marcharse y probar fortuna en Hollywood, donde su tío Phil, un poderoso agente, lo contrata como chico de los recados. En Hollywood pronto se enamora, pero la chica en cuestión tiene novio. Comienza así una amistad, hasta que un día la chica llama a su puerta y le cuenta que su novio ha roto con ella. De repente, la vida de Bobby da un giro muy romántico.

- ESTRENO MAÑANA- 









Café Society es de esas películas que la puedes ver con los ojos cerrados y enamorarte de las conversaciones, de los personajes y sobre todo de la banda sonora tan fantástica como nos tiene acostumbrados siempre Woody Allen.
Si la decidís ver con los ojos abiertos te seducirá la fotografía, la ambientación, y pequeños detalles que este director siempre cuida hasta el mínimo detalle.

El director no solo hace chistes acerca de cosas personales sobre él (judío y otras cosas), sino que es capaz de meterse con el gremio del séptimo arte sin despeinarse, con gran delicadeza pero sin pelos en la lengua, digamos que hace una mezcla de sutileza y zas en toda la boca.
La vida, los sueños, el paso del tiempo, el encontrar al amor verdadero y...Todo ello narrado con gran maestría entre la ciudad dorada de Los Ángeles y la hermosa ciudad de Nueva York.

Adoro a los personajes que siempre crea este genio, en este caso tenemos la ingenuidad y la dulzura, mezclada con el egoísmo y otras virtudes peores que la dicha.
A su vez, me encanta del señor Allen, las historias de amor que crea, y como pone siempre ese broche final o ese "The end" a sus películas.
Café society es la historia de la familia Dorfman, unos judios residentes en Nueva York, en donde Bobby es el más normal de los hermanos, el más sencillo, también el más tonto pero el que más gran corazón tiene.

El director ha querido hacer un contraste enorme entre dos ciudades de dos costas distintas, también ha querido ver como es la vida de los famosos y artistas de un lado y otro de Estados Unidos.
Jesse Eisenberg y Kristen Stewart son los protagonistas y tenía mis dudas respecto a la actriz, no es que sea una de mis favoritas, pero tenía miedo de que su gesto siempre serio y sin expresividad hiciese que la película fuese para abajo como la espuma del mar. Pero te das cuenta de que cuando dirigen bien a un actor o actriz, cualquier director sacará su potencial y así Allen lo ha hecho con Kristen, la ha hecho que brille.
De Jesse, no tenía dudas, me encanta este actor y parece que el papel este hecho a su medida.
Blake Lively, pensé que saldría más, pero cuando lo hace, la película cambia de rumbo,y mirad que me gusta Steve Carell, pero con su papel no me ha caído nada simpático y eso influye a la hora de mirarle con buenos ojos.

Como siempre no puedo decir nada malo de uno de mis directores favoritos, sus películas con su narración o su voz en off, que te da la mano y te sumerge en la historia, la historia en si, como siempre con un maravilloso guión, sin nada suelto.
Café society te hace entrar en la época dorada del cine americano y lo hace con una bella historia.

Previous Post

Next Post

Get the latest updates