Emmett Atwater emprende un viaje en el cuál no sólo dejará su hogar, sino que también abandonará la Tierra. Él y otros nueve adolescentes son reclutados por Babel, una poderosa corporación que los conduce hasta un planeta llamado EDÉN. Allí, deberán extraer una volátil y extraña sustancia de un valor incalculable, conocida como NYXIA. La recompensa es una cifra millonaria con la que Emmett pretende cuidar de su familia el resto de su vida. Sin embargo, el dificultoso viaje hasta ese planeta durará un año y durante ese tiempo, los elegidos tendrán que someterse a un durísimo entrenamiento del que sólo serán escogidos ocho de ellos, y la competencia será despiadada.
Pero la nave de BABEL está llena de secretos y a medida que Emmett vaya descubriendo la verdad, se dará cuenta de que no está luchando por la riqueza ni por la gloria, como pensaba, sino para salvar su vida.


Futuro lejano. Google ya no es nada. La gran multinacional Babel se dispone a comenzar una misión en un nuevo planeta llamado Edén y para ello ha seleccionado a un grupo de jóvenes procedentes de distintas partes del mundo. Aparentemente, todos tienen en común la situación de pobreza en la que se han criado y por ello el sueldo millonario que les prometen es muy tentador. Pero no todo podía ser tan bonito: de los diez seleccionados, solo ocho podrán llegar hasta el final del viaje. Durante el año que dura el trayecto entre la Tierra y Edén, los diez participantes deberán superar pruebas para ganar puntos que los acerquen un poco más hasta su billete ganador. Sin embargo, mientras aprenden cómo manejarse en el nuevo planeta, descubrirán también que los planes de Babel no son del todo claros y que en realidad están peleando por algo mucho más grande que sacos de dinero.

Scott Reintgen ha creado dentro de las cuatrocientas páginas de Nyxia un complejísimo mundo que te lleva volando al espacio en cuanto empiezas a leer. Aunque de momento casi no nos ha dejado asomarnos a Edén, sí que nos ha enseñado un poquito cómo es el planeta. Pero, de todos modos, no es eso lo que más me ha gustado. Lo que de verdad me parece increíble es el modo en el que se describe la nave en la que viajan los participantes y toda la tecnología que hay en su interior. No se deja ningún detalle sin explicar (salvo los que Babel nos impide ver) y las descripciones me han parecido todo un regalo para los amantes de lo tecnológico y de la ciencia ficción.

La elección de Emmett como narrador en primera persona me parece maravillosa.  No solo nos va contando lo que pasa dentro de la nave y todo lo que pasó en su vida en Detroit, sino que vamos descubriendo a la vez que él algunos de los secretos de Babel, conocemos al resto de participantes a través de sus ojos y podemos sentir sus altibajos emocionales a lo largo de todo el viaje.

Cada uno de los personajes tiene su propia personalidad, forjada a partir de la historia que ha dejado atrás, en la Tierra. Por eso, es inevitable sentir preferencias hacia unos u otros. Esto le da un toque más de emoción a la lectura porque obviamente estás todo el rato deseando que tus favoritos lleguen en un buen lugar al final de la competición. Como suele sucederme siempre en este tipo de libros, mi favorito no acaba bien. Pero no sé hasta qué punto. Y esa es una de las razones por las que NECESITO ya la segunda parte. ¡No pueden dejarnos con esta angustia encima!

Sí suelo leer distopías, pero no suelo leer libros de ciencia ficción. Nyxia combina ambas cosas y no sé qué tiene que me atrapó desde la primera página. Aunque a estas alturas la trama de un futuro lejano en el que un grupo de chicos compiten entre sí para lograr una determinada recompensa puede parecer algo gastada ya, la intriga está tan bien llevada y el mundo creado es tan detallado que hace que todo sea original y completamente adictivo.

En esta primera parte de La Tríada de Nyxia, viajamos por el espacio a bordo de una nave llena de secretos. En el siguiente tomo, asumo que llegaremos por fin a Edén. Y estoy deseando pisar ya ese nuevo planeta. Coged el libro, aprended a manejar la Nyxia y si pasáis la prueba allí nos veremos :)

 —Opinión de Inés Díaz Arriero—

1 comentario

  1. ¡Holaaa!
    Lo he visto mucho por ahí últimamente y la verdad es que me llama muchísimo la atención. A mí me encantan los libros de ciencia ficción y si dices que toda la parte tecnológica está tan bien explicada pues son puntos que se suman para que me guste :3
    Besiitos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)

Instagram