Tengo una debilidad, tú lo sabes....Buenos días de sábado, para las personas que no tienen plan para este sábado, domingo....y estáis en Madrid, os quiero dejar uno, pero muy dulce.
Fue gracias a mis amigos Adry&Deva que conocí "La cocina de mi vecina" en un lugar céntrico de la capital como es la Corredera Alta de San Pablo.
Un sitio que te entra por los ojos, que solo viendo las cosas que tienes frente a ti, empiezas a querer probar todo el catalogo de dulces que tienen.
Entras y el lugar es muy acogedor, y el servicio maravilloso , que amabilidad y la verdad que da gloria.
Ahora bien, muchos diréis ¿y? Pues que la primera impresión es lo que cuenta y que el paladar no engaña, que aparte de lo que os he contado de la ubicación, servicio y que lo que ves a través del cristal es maravilloso, cuando pruebas un trozo de tarta de Oreo, o de zanahoria, o la red velvet...o...o ..estás en el séptimo cielo.
La cocina de mi vecina, es el templo para todo goloso, para todo buen dulce paladar, para esas personas que tienen un día jodido y quieren poner un dulce en su vida, les recomedaría este lugar.
Tenéis desayunos, meriendas, aparte de añadir un poco de azúcar a vuestras vidas, yo soy fan de su té de frambuesa, es sublime, es como si te dieran el mejor beso de toda tu vida.
En muchos lugares del mundo mundial, tú vas y a lo mejor te llama la atención el "pato a la marslasfs" pues bien, preguntas y no están seguros de que ingredientes tiene...pues aquí no tendrás ese problema, como os enseño en la foto que hice a la carta, en este lugar, sabrás que tiene la tarta elegida...
Eso es un puntazo a favor de La cocina de mi vecina, si tuviese alguna alergia o algún problema con algún ingrediente, me quedaría muy tranquila a la hora de elegir mi tarta.
Os recomendaría ir a desayunar, merendar o a tomaros el postre tras una cena romántica o no, para llorar las penas, estoy seguro de que volveréis.
Yo lo tengo más que claro, si es verdad que soy de piñón fijo y me voy a por mi cremosa,deliciosa y locura "cheesecake oreo" junto a mi té de frambuesa, pero como os he comentado arriba, también he probado la red velvet y la de zanahoria.
Os invito a que vayáis a esta experiencia deliciosa, azucarosa....como lo queráis llamar, yo sé a donde ir cuando quedo, y la próxima vez que vaya, pienso pedirme una "muerte de chocolate" (soy fan del chocolate)
Porque una vez al año no hace daño y porque en verano, un té fresquito con un trozo de tarta, no hace mal a nadie y en invierno, un café o un té calentito y a disfrutar.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)