Kate y Lisa son dos hermanas veinteañeras amantes de la diversión que viajan a México para disfrutar de las mejores vacaciones de sus vidas. Cuando surge la oportunidad de sumergirse en una jaula para ver tiburones blancos, la aventurera Kate se apunta al instante para desesperación de Lisa. Finalmente, ambas se sumergen a dos horas de la costa de Huatulco para encontrarse cara a cara con el depredador más feroz de la naturaleza. Pero lo que debería haber sido la experiencia definitiva se acaba convirtiendo en una pesadilla cuando la jaula se suelta del barco y quedan atrapadas en el fondo del océano. Con menos de una hora de oxígeno en sus tanques, deben encontrar la manera de regresar a la embarcación a través de 47 metros infestados de tiburones.

- ESTRENO HOY- 





A 47 metros , es una película en la que el espectador la primera mitad esta relajado, pero conforme se acerca el momento que todos nos esperamos la película se vuelve más claustrofóbica, más oscura y muy intensa.
No es predecible, tu notas la angustia de los personajes, pero no sabes que ocurrirá, si lograrán salir o no, si se salvarán...Todo lo que ellas viven, el espectador lo sentirá igual que Kate y Lisa.
Te angustias conforme pasan los minutos y segundos, incluso te pones a darlas instrucciones en voz baja a las protagonistas.

Pienso que está muy bien hecha y utiliza muy bien los recursos que tienen, es decir: no necesitan más que una jaula, que no tengan oxigeno y tiburones para introducir tensión y miedo al espectador y a las protagonistas.
Eso si, lo hablaba por twitter con Matthew Modine, a los tiburones siempre o casi siempre, les ponen como malos, como los que se comen a la gente, atacan, y me contó el señor Modine que, muere más gente por un rayo al año, que por ataques de tiburones, aún así, cuando termine de ver la película, me dieron mucho más respeto de lo que ya les tenía.

Aunque la principal trama es la que están a 47 metros y se quedan sin aire, también está otro tema importante, y es la relación entre hermanas, la confianza, lo que haría la una por la otra...
Es una producción sencilla comparada con otras películas del mismo genero, pero en este caso, triunfa y atrapa por como está realizada.
En esta película no tienes esperanzas, podría decirse que se evaporan a cada segundo, pero entre tanta oscuridad, a veces se puede ver un poco de luz.
Las actrices Mandy Moore y Claire Holt, hacen unas buenas interpretaciones, ya que son capaces de transmitir al espectador sin resultar demasiado histriónicas ,convencen nada más entrar en el agua.

El final es lo que me dejó más descolocada, pero no voy a meter spoilers y voy a dejar que lo piense quien se acerque a verla y me lo diga, si se entera.
No es un "pero" pero el que se acerque al cine para ver47 metros, ese final por un lado lo entiende, pero por otro lado, le va a descolocar por completo.
Por lo demás, es una película que me ha gustado, que entretiene, un notable.

1 comentario

  1. ¡Hola preciosa!

    Pues las pelis de tiburones me suelen gustar mucho, así que le tengo el ojo echado aunque el final descoloque.

    Un beso :)

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)