- Antes que nada, agradecerle esta entrevista. ¿En qué momento nos dejamos de reconocer y/o dejamos de ser nosotros mismos? (Tiene que suceder algo traumático o simplemente los años nos pasan factura...)

Muchas gracias a ti por haber leído Luces en el Mar y darme la oportunidad de participar en esta entrevista. Pues para dejar de ser nosotros mismos no creo que haya que sufrir un evento traumático, creo que es todo lo contrario. La mayoría de nosotros estamos tan sumergidos en la vorágine de nuestro día a día, los problemas del trabajo, de la familia, de nuestra sociedad, que muchas veces es difícil alejarse y tomar algo de perspectiva para poder reflexionar sobre nosotros mismos. 

- ¿Por qué algunas preguntas nos duelen tanto formularlas?

Creo que el problema no son las preguntas, sino sus respuestas. Muchas veces vivimos nuestra vida esquivando conscientemente este tipo de preguntas porque sabemos que no nos gustaran sus respuestas. Una vez leí que Steve Jobs, al levantarse cada mañana se miraba al espejo y se hacia esta pregunta: “si hoy fuese el último día de tu vida ¿querrías hacer lo que vas a hacer hoy?” Si durante muchos días seguidos la respuesta era no, sabía que debía encontrar la manera para cambiarlo. 

 - ¿Qué pasaría si no existiesen miedos y reproches?

 A diferencia de los reproches, no creo que el miedo sea algo malo. Estamos programados para sentir miedo, no es más que un mecanismo que ha ayudado a los humanos a sobrevivir: correr cuando vemos un león, dar un paso atrás frente un precipicio… El problema del miedo viene cuando interfiere en situaciones de nuestra vida en las que no hay un peligro real tras él, cuando nos impide cumplir nuestras metas o sueños. Así que supongo que si no tuviésemos miedo lo que sucedería seria que viviríamos una vida mucho más plena, mucho mas “viva”. 


- ¿Qué ha sido lo último que has embotellado o introducido en un tarro y has guardado como un tesoro?

 Esta mejor me la guardo para mi :D 

- Si tuvieses una casa como la de los Grapes... ¿Qué te gustaría plantar?

 Me encantan las plantas, pero soy un completo desastre con su cuidado. Así que creo que sería mejor no plantar mucho. 

- ¿Por qué elegir una isla aislada del resto del mundo y no otro lugar para empezar y dar vida a la historia?

Creo que era imprescindible empezar la historia en un lugar como la isla de Brent, un lugar aislado y lejos del contacto con el continente. La isla y sus habitantes representan nuestra zona de confort, esa vida monótona, orquestada por la rutina, una burbuja sin altibajos y aislada de las aventuras y los misterios que esconde el resto del mundo. 

- ¿Por qué nos solemos conformar? O mejor dicho ¿Somos conformistas? Y ¿Por qué solemos resignarnos?

Estas respuestas dependen mucho de la persona a quien preguntes. Hay personas más conformistas y hay quien no lo es nada, lo importante es que sea cual sea nuestra forma de vivir la vida, sea la acorde a nuestros valores y a nuestra felicidad. Hay situaciones de la vida que no dependen de nosotros y que a veces nos empujan a la resignación, pero creo que resignarse ante situaciones que podemos cambiar es un tremendo error porque al final, de una manera u otro, nos acabara pasando factura. 

- La palabra amistad ¿Tiene significados distintos según donde se viva? ¿Esta palabra en que ha cambiado desde que empezaste a escribir el libro hasta ahora? 

Este año pasado me traslade a vivir a Vancouver, Canadá y hasta ahora está siendo la experiencia más enriquecedora de mi vida. Esta experiencia me ha puesto a prueba con el idioma, con una cultura diferente, pero sobretodo, a nivel personal. Vivir aquí me ha enseñado a valorar mucho más las amistades que tengo en España, a mi familia y a aprender que la amistad es un concepto totalmente universal que trasciende fronteras, culturas y lenguas. Ahora tengo la suerte de poder decir que además de mis amigos de toda la vida que viven en Barcelona tengo amigos de Canadá, de Méjico, de Francia, de China o Hawái… 

- “Su vida no había sido como él hubiese deseado, pero al menos había aprendido a sobrevivirla” es una frase que me encantó del libro...

 Muchas gracias. Es una de mis favoritas también y es sin duda la frase que recoge mejor la idea de vivir “resignados” en vida que no nos hace felices. 

- ¿Los nombres son importantes? ¿Crees que a veces nos olvidamos de ellos?

Para mí todo en la novela de Luces en el Mar guarda su simbolismo. Es una novela que está plagada de ellos, incluyendo los nombres de sus personajes. Mi favorito sin duda es el de Dylan, un personaje que los lectores que han leído la novela sabrán perfectamente la importancia que tiene y la relación que guarda con el mar y es precisamente su nombre el que esconde mejor la esencia del personaje “el hijo del mar”. 

- Si estuvieses perdido como el matrimonio Grapes ¿Qué música te gustaría que te diese un poco de esperanza? O ¿Te gustaría escuchar?

Escucho muchos géneros musicales, pero sin duda la música que más me inspira y me ayuda a pensar que todo es posible es la música clásica, en especial las bandas sonoras de película. Justamente tengo una lista con las músicas que me han ayudado a construir el universo de Luces en el Mar y que muy pronto me gustaría compartir con todos. 

- ¿Por qué somos de hacernos tantas preguntas? (en vez de tomar decisiones)

Creo que hacernos preguntas va implícito con el hecho de ser humanos. Sin preguntas no buscaríamos respuestas. La cuestión es que hacemos con estas respuestas, ¿actuamos o seguimos viviendo como siempre? 

- ¿Cree que todos somos nómadas? ¿Qué te tipo de luz o que aparato o que objeto te gustaría que te alumbrase en una travesía como esta? (un faro, una vela….) 

Aunque viviendo en sociedad a veces perdamos la perspectiva, creo firmemente que todos somos nómadas. Hemos nacido solos y moriremos solos. Sé que esta última frase puede sonar algo dramática, pero es así. Pese a compartir nuestra vida con otras personas, al final nuestra vida solo nos pertenece a nosotros y si no sigue el rumbo que queríamos, somos los únicos responsables en cambiarlo. Nadie lo hará por nosotros porque todo el mundo está ocupado viviendo su propia vida. Así, que no creo que haya mejor guía en esta travesía de la vida que nosotros mismos, porque será lo único de ella que siempre se mantendrá con nosotros. 

- ¿Cómo es volver a encontrar el camino tras haber vivido tanto tiempo a la deriva? 

De bien seguro no será un camino fácil, pero eso será mejor leerlo en la novela de Luces en el Mar. 

- ¿Por qué llevar a los Grapes hacía el frío y no hacía el calor? 

Como he comentado anteriormente, no hay nada en la novela que se escape del simbolismo. El hielo atrapándolo todo bajo su peso me ayudó mucho a proyectar la idea de encarcelamiento autoimpuesto. Pero como todos sabemos el hielo no es más que agua congelada, así que, ¿que nos impide descongelar la situación y liberarnos de nuestra propia prisión de hielo? :D 


- ¿Quisieras decir algo más a esta entrevista o a los seguidores de la web?

Finalmente, solo queda que he disfrutado mucho contestando cada una de tus preguntas. Muchas gracias de nuevo por concederme este espacio y sobre todo por haber disfrutado tanto leyendo Luces en el Mar. 

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram