Night es la primera puesta en escena del proyecto internacional Mujeres Malditas. Una iniciativa interdisciplinar creada por la coreógrafa Cristiane Azem, que tiene como fin acercar la danza al mundo de la literatura, integrando distintas disciplinas artísticas a la creación coreográfica y escénica. Con la próspera creación literaria del siglo XIX como hilo conductor, Night propone un viaje por una época que fue cuna de los poetas malditos, inspirados por Allan Poe y Charles Baudelaire, y que supuso el despertar educativo y político de la mujer dando paso a movimientos sociales como el feminismo y el sufragismo. Un colectivo de artistas de diferentes disciplinas integra esta puesta en escena que tiene como banda sonora el violín en directo de Hector Valera, Fiddleloop, que desgrana composiciones creadas específicamente para Night para acompañar escenas de estética victoriana, steampunk y gótica, inspiradas en las creaciones literarias de Lord Byron, Mary Shelley o Bram Stoker, en las que la poesía y la prosa fantástica se fusionan con la danza tribal, la danza contemporánea y el butoh.



Night, es un espectáculo asombroso, lleno de fuerza, de colores, de sonidos, de diferentes texturas y con un elenco maravilloso que no dejará al espectador indiferente.
Viendo Night, me he sentido como si estuviese leyendo y a la vez viviendo lo que leía, en otra época, en otro mundo, con mis personajes favoritos literarios.
La puesta en escena es algo fuera de lo común, pero llena de delicadeza, sutil, detallista.
Por no hablaros del elenco y del violinista en vivo y directo que está lleno de virtuosismo, son los encargados de guiar al espectador en este viaje por lo onírico, metafórico, literario...como lo queráis llamar

Este espectáculo, de principio a fin es una caja de sorpresas, miras a las bailarinas y te transmiten con su mirada muchas cosas, te fijas en las manos como se mueven elegantemente y te hipnotizan.
Night, es una velada enriquecedora, es estar en el Teatro Galileo Galilei y olvidarte de que estás allí, por la escenografía que acompaña a las danzas, o por el vestuario tan exquisito utilizado.
Algo que me ha llamado la atención y me ha gustado mucho, es como varía el color del vestuario según se narra con la música y con los bailes lo que ocurre, con solo cambiar los vestidos, también cambia el chip del espectador.

Es difícil , realizar esta humilde opinión sin contaros nada esencial, pero es que simplemente, tenéis que hacer lo que yo, os tenéis que dejar llevar, abrir la mente y formar parte del espectaculo desde vuestros asientos.
Hablando de la escenografía, para deleite y/o asombro del espectador, se utiliza cada rincón del escenario, hay un árbol con libros colgados como frutos que os dejará hipnotizados, y cuando se utiliza la pantalla, como recurso visual, ya os embriagará por completo.

Night, se sale fuera de lo común, no queráis catalogarla porque es imposible, pero eso de que no se pueda etiquetar hará que resulte atractiva, que la gente quiera verla y de verdad que merece la pena.
Ahora si, solo tenéis esta tarde 18 de junio y mañana 19 en el teatro Galileo Galilei de Madrid, para haceros fans, no solo del trabajo bien hecho de Cristiane Azem y Myriam Soler.
Estoy segura que una vez que hayáis salido de ver este espectáculo, os haréis Nightadictos.
Night es una genialidad, ni David Lynch junto a Tim Burton lo hubiesen hecho mejor.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram