La gran autora muestra al lector las contradicciones con las que tiene que lidiar una mujer independiente y fuerte, aunque también frustrada, que siente que los demás preferirían que fuera más dulce y femenina. La poseedora de ese corazón avinagrado es Kate, una mujer joven de mucho carácter, que tiene un trabajo que no le gusta y está harta de ser la única que se ocupa del hogar. Por si fuera poco, su padre, un investigador, le pide que se case con su ayudante, Pyotr, un inmigrante brillante que necesita los papeles; están a punto de realizar un descubrimiento y no quiere arriesgarse a perder su colaboración. ¿Aceptará Kate el trato, y bajo qué condiciones? Pasen y lean...








Anne Tyler, deleitará al lector con su pluma maravillosa pero ácida y espinosa como es el carácter de Kate, un personaje fuerte pero tímido y con mal carácter.
Digamos que Kate cuando se quita su mascara resulta una chica de lo más interesante y racional, pero cuando está en modo borde, en ciertas ocasiones puede ser cargante pero también resulta divertida, aunque ella creo que no se quiere dar cuenta.

El polo opuesto a Kate, es su hermana, la cual en más de una ocasión te dan ganas de tirarla por la ventana, porque es insolente, tonta y caprichosa.
Pero cuando conocemos a todos los personajes y nos hemos habituado a esta familia algo fuera de la común, aparece en escena Pyotr.

Anne, ha hecho con este personaje algo fantástico, y es que nos lo muestra como el típico chico bonachón, solitario, que está en Estados Unidos, que no se entera de nada, que es de piñón fijo...etc
Pero cuando la novela está en su punto álgido, nos muestra una cara totalmente distinta y como lectora me sorprendió y alabé a Anne Tyler, porque a veces ciertas cosas nos la vemos venir, pero con Pyotr, no.

Tienes un concepto de él que cambia  radicalmente y volver a mirarle con los mismos ojos cuesta mucho, en cambio con Kate, no se ha esmerado demasiado, también porque cuando la vas conociendo más te cautiva.
Aunque los personajes son el eje central y el punto fuerte de corazón de vinagre, algo que mueve a la novela con mucha fuerza, es el trabajo del padre de Kate y la ausencia de madre.

Corazón de Vinagre, es una adaptación de la "fierecilla domada" hecha por esta autora, pero viendo otras adaptaciones y leyendo esta, Anne, ha hecho un buen trabajo, ha adecuado todo a este siglo, pero aún así, he visto en este libro cierto encanto por lo antiguo frente a lo moderno, cierto gusto por esos pequeños detalles que hacen la vida más sencilla frente a grandes excentricidades...
A lo mejor son pequeñas cosas que no se tienen en cuenta al leerlo, pero al cerrarlo te das cuenta.
Al cerrar corazón de vinagre, todas nos gustaría ser un poco más Kate o tener alguna de sus buenas cualidades, y ¿Por qué, no? también tener algunas de sus salidas más sarcásticas para enfrentarnos a la vida.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)