Recuerda, sólo es un juego… Scarlett Dragna nunca ha abandonado la pequeña isla en la que ella y su hermana Tella viven bajo la vigilancia de su estricto y cruel padre. Desde hace años Scar sueña con asistir a la celebración anual de Caraval, unos legendarios juegos que duran una semana y en los que la audiencia participa para ganar el Gran Premio. Caraval es magia, misterio y aventura. Y para Scarlett y su hermana representa la libertad y poder huir de su padre. Ahora que está a punto de casarse con un hombre al que nunca ha visto, Scar cree que su sueño nunca se cumplirá. Pero justo dos semanas antes de la boda recibe las tan ansiadas invitaciones a los juegos.
Sin embargo, una vez allí nada sale como espera: Legend, el Maestro de Caraval, secuestra a Tella y Scarlett se verá obligada a entrar en un peligroso juego de amor, sueños, medias verdades y magia en el que nada es lo que parece. Real o no, sólo dispone de cinco noches para descifrar todas las pistas que conducen hacia su hermana, o ésta desaparecerá para siempre…
Caraval ha significado un soplo de aire fresco en este pido de literatura, ha sido una frase que últimamente repito mucho pero es que no puede tener otra definición tal como: una caótica maravilla, una mágica historia propia de Tim Burton, en donde si el nombre de la autora no lo supiese, pensaría que la ha escrito él.
Un libro fuera de lo común, en donde la tradición oral es muy importante y aunque en un primer vistazo no te das cuenta de lo que significa realmente Caraval , y aunque no lo conozcas, ya por las historias que narran las protagonistas de la boca de su abuela, nos seduce.

Stephanie Garber. no solo nos muestra a Tella y Scarlett como dos jóvenes que aparentan por la forma de ser más años de los que tienen, sino que es capaz de despistarnos a los lectores, respecto a lo que cada una piensa en cada momento.
Un libro que se lee muy rápido, o quizás el lector quiera llegar a Caraval y sea el culpable de que las hojas vuelen entre nuestras manos.

Creo que la magia de este libro radica en no saber lo que va a pasar a continuación, en desconocer si lo que está pasando es fruto de tu imaginación o es real, y jugar con la mente del lector es algo que pocos autores han logrado, pero Stephanie, lo hace sin pestañear.
Respecto a Caraval, una vez que conoces el verdadero significado de esta palabra, y de lo que es este lugar o este espectáculo, no te defrauda quieres conocer todos sus secretos aunque estos sean peligrosos, y aunque nos quedemos viendo las cosas en blanco y negro.

Una novela muy visual, de hecho conforme vas leyendo, parece como si todo cobrase forma a nuestro alrededor, como si Legend jugase con nosotros.
Hablando de Legend, le conocemos de una forma, sabemos pinceladas de como es, de su carácter, pero cuando podemos verle, y como comenté a varios blogueros, se me vino a la mente David Bowie,como el rey de los Gobblins, si le pusiéramos sombrero.
Pero el hecho de que en un principio tener claro quien era Legend, a apenas conocerlo o apenas saber que hará a continuación, ha sido un factor sorpresa, un plus.

La libertad, en esta novela está presente en cada una de todas las partes de la misma, es un concepto que a veces se toca con las manos y otras se evapora como si de humo se tratase. La autora juega con este otro factor que si hubiese estado mal llevado, habría fastidiado la novela entera, pero el jugar con esa sensación de libertad, para de repente dar la vuelta a la tortilla y ver que este concepto está amenazado...es genial.

¿Hay amor? Si, pero no el típico que siempre estamos hasta las narices de ver en todos los libros de esta índole, sino que la autora, también es capaz de jugar con algo como es este sentimiento.
El amor aparece y desaparece en la historia, a veces es cruel, otras amable, a veces sucedió tiempo atrás, en otras ocasiones lo palpamos.
Así como el tiempo, ese concepto tan abstracto en esta novela cobra vida y puede ser peligroso si se elige mal.

Cuando cerré el libro al terminarlo y recordé todos los detalles que forman esta historia, me sorprendí a mi misma queriendo estar en Caraval, siendo una de las ayudantes de Legend.
Pero cuando paso el tiempo y ha pasado un par de días y aún lo recuerdas, sientes que ha pasado a formar algo especial en tu vida lectora.

6 comentarios

  1. Hola! es la primera reseña que leo y me has puesto los dientes largos con esas referencias a Tim Burton, David Bowie y la intriga de qué es Caraval. La verdad es que me daba un poco de miedo con tanta promoción pero si dices que está bien quiero adentrarme en Caraval.

    besos

    ResponderEliminar
  2. Lo leeré. A Teresa también le está gustando

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado!! Justo acabo de terminar de leerlo, y coincido contigo en todo. Bueno, no me había imaginado así a Legend, pero la verdad es que pega, jajaja.
    Un beso! 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bieeeeen! ya puedo fangirlear con alguien :) jajaja es que lo de David Bowie ya te contaré porque me salió :)

      Eliminar

Gracias por tu comentario :)

Instagram