Londres, 13 de Junio de 2013. Mientras esperan plácidamente en su hotel el vuelo que debe llevarles de regreso a Italia, los profesores Campbell y Milanelli reciben la inesperada visita del comisario Chavrier. La historia que creían finalizada parece que no ha hecho en realidad más que comenzar al enterarse que varios ministros del gobierno británico han desaparecido. Conociendo la importancia que los tres profesores tuvieron en el secuestro de Deneux y convencidos de que entre manos tienen un nuevo caso que es obra de las mismas personas, el comisario Brian Godwin y el jefe de la Agencia Europea de Inteligencia, Michael Bailey, piden ayuda a Chavrier para trasladarles hasta Londres con la esperanza de que puedan ser tan útiles para encontrar con vida a sus ministros como lo fueron en París. A su llegada, los profesores son ampliamente informados de todo lo sucedido y de las razones por las que la policía sospecha que los autores son los mismos que secuestraron a Deneux. Por desgracia, pronto se dan cuenta del cambio de actitud que los secuestradores siguen en este caso lo que lleva a Milanelli a ser el primero en plantear que la nueva manera de actuar que están mostrando tiene que estar relacionada con la razón política con la que hace tan sólo unas horas explicaron todo lo vivido en París. Por si lo que comienzan a encontrar en Londres no fuese suficiente, Margaux se da cuenta rápidamente de que esta vez los secuestradores no sólo quieren que ayuden a la policía a intentar recuperar a los ministros, sino que han planteando un problema que va mucho más allá y que les llevará hasta Roma con el objetivo de descubrir el modo de salvar la vida de uno de ellos. Un ministro que pronto descubrirán que es completamente diferente al resto.

Si la primera parte me gusto mucho, esta segunda parte lo ha hecho aún más, creo que este autor, no es de los que hacen las cosas por hacer, es decir: hay muchos cabos sueltos que en París se quedaron sin respuesta, pues Sam Baker , es capaz de utilizar eso en su favor en El caso Coen y lo hace cuando ya nada tiene sentido, cuando estas como lectora desesperandote porque los secuestradores parece que están jugando a un juego distinto.

También es verdad, que en esta ocasión, nos ha hecho un tour por Londrés distinto al que hicimos por París, sin meter spoilers, os comentaré que en París, siempre se llegaba al Louvre, quisiéramos o no, y en esta segunda parte, estaba ansiosa de ver donde nos llevarían los secuestradores, pero el autor, ha querido que no solo las cosas pasen en un sitio solo, sino que hace que unos viejos personajes conocidos se impliquen en esta locura.

Es una trama que ni Dan Brown, se le hubiese ocurrido nunca, además tiene de especial esta parte, de que a los personajes estrella, les conocemos,sabemos como piensan pero desconocemos si en esta ocasión van a ser capaces de resolver pronto los enigmas.
Más lento de leer, pero no porque sea pesado, sino que la situación es totalmente distinta y la ciudad de Londrés no es París, y además, porque quieres estar ojo avizor a cualquier detalle que nos dejen los secuestradores, o quieres ser tú, como lector, el que se adelante a los profesores.

Sin duda alguna, estos libros están siendo toda una sorpresa, además que Sam Baker, sabe crear personajes con los que el lector empatiza, con los que leyéndoles e imaginándotelos hablar, no cuentan las cosas para alguien que no tiene ni idea de pintura, de arquitectura o de historia, lo que intenta hacer el escritor es que aprendamos con sus libros y a la vez, nos mordamos enteras las uñas

Desconozco que nos deparará en el tercer libro, pero tal y como nos ha dejado el autor el final y conociendo a los raptores, no sé por donde irán los tiros.
Además, confieso que desde que conocí a  Margaux, Campbell y Milanelli hasta este instante, he visto una clara transformación en sus formas de ser y de comportarse, no son unos personajes planos, quizás sea por lo que vivieron en París o lo que están viviendo en Londrés, les veo que con solo mirarse unos a otros, saben lo que piensan, veo a Margaux, menos tímida y más la líder.
Sin olvidarme de los nuevos personajes Brian Godwin y Michael Bailey, que serán nuestros guias por Londrés, pero desconozco que papel tendrán en la tercera parte, porque de uno de ellos desconfió un poco.

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario :)

Instagram