Por primera vez en su vida, víctima de problemas cardiacos, Daniel Blake, carpintero inglés de 59 años, se ve obligado a acudir a las ayudas sociales. Sin embargo, a pesar de que el médico le ha prohibido trabajar, la administración le obliga a buscar un empleo si no desea recibir una sanción. En el transcurso de sus citas al “job center”, Daniel se cruza con Rachel, una madre soltera de dos niños que tuvo que aceptar un alojamiento a 450 km de su ciudad para evitar que la envíen a un hogar de acogida. Prisioneros de la maraña de aberraciones administrativas actuales de Gran Bretaña, Daniel y Rachel intentarán ayudarse mutuamente.








No me extraña nada que esta película haya ganado la palma de oro en Cannes, porque es una de las mejores películas que hasta la fecha he visto, para este 64 Festival de cine de San Sebastián.
Ken Loach, no solo se queda en la superficie de la historia, sino que se sumerge con el espectador en las capas más profundas de los personajes y de una sociedad como la de hoy en día.

Es una historia tan real como la vida misma,es una crítica social dura, sin pelos en la lengua, pero muy necesaria en los tiempos que corren.
Adoro al cineasta Ken Loach, por como es cambiar de plantear una historia, por como es capaz de remover las conciencias, se nota que es dueño de un estilo y que está disconforme de como se hacen algunas cosas en un país.

Aunque todos son gente de clase trabajadora y en el caso de Daniel Blake, con una experiencia impresionante, se ven en una tesitura poco común para ellos, son historias cruzadas, historias tremendas y es que  Daniel Blake no se muerde la lengua, como tampoco lo hace su director.
Como una mujer hace lo que sea por salir adelante por sus hijos, como alguien tiene que hacer lo que nunca pensó que haría.

Es una historia desgarradora, pero necesaria en nuestra sociedad, terminas llorando como si fueras un mar, pero es de esas películas que sales distinta a como has salido, que te toca por dentro, que es capaz de remover conciencias, gran Ken Loach.

Ver esta película, es como si se te cayese un velo, como si la verdad te golpeará y te dejará sin aliento.
Pero es una historia tan necesaria, que nos recuerda de que lo malo no ha pasado, y que puede ir a peor y que miremos a nuestro alrededor, de vez en cuando.


Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)