Uncle Howard es una historia que entremezcla pasado y presente. El cineasta neoyorkino Howard Brookner murió de sida en 1989, mientras dirigía su primer éxito cinematográfico para Hollywood. Su obra, que retrató la revolución cultural de finales de los años setenta y principios de los ochenta, estuvo enterrada en el refugio subterráneo de William S. Burroughs durante treinta años. Ahora, en su camino personal, su sobrino Aaron desentierra el legado cinematográfico de Howard y el recuerdo de todo lo que fue.





Uncle Howard es una deliciosa película para los amantes del séptimo arte, conocer la vida,la obra, entender como pensaba, el ver la Nueva York de los años 80, respirar cultura por todos los poros de la piel y sentir lo que sentían Howard y sus contemporáneos ha sido un verdadero chute de nostalgia, tristeza y a la vez de alegría por descubrir a Howard Brookner, de una manera divertida,entrañable, elegante, cercana...y hacerlo a través de alguien de su familia, hace que este Uncle Howard, sea una de esas pequeñas joyas que tienes el presentimiento que te robarán el corazón y lo hacen.

Howard Brookner,es de esas figuras que según acabas la película, admiras y sientes que si hubiese seguido vivo, hubiese hecho historia.
Es una película "feeling good" y te deja un buen sabor de boca, pero a la vez sientes como si mordieses el limón más agrio del mundo, porque la vida es injusta y  Aaron Brookner no nos ha querido enseñar un cuento de hadas, sino que también nos ha hecho ver al lobo.

Una película elegante como lo fue Howard,muy dinámica y que es capaz de transportarte al Nyc de la época dorada y también de la más oscura.
Es todo un trabajo enorme el que el director ha hecho para documentarse y como ha ido hilando entrevistas, fotos, audios, vídeos...El como ha ido mezclando el presente con el pasado, es algo que me ha gustado, pero por lo detallista que ha sido.

Con los libros paso de leer la sinopsis antes de leerlo, pero con las películas en muchas ocasiones, ni veo el trailer, me voy a la descripción de la misma y cuando leí de lo que trataba, simplemente supe que la tenía que ver si o si, además siendo de mis generos favoritos cinematograficos como es, el documental.

Ahora bien, cuando vas quitando capa a capa o pelando a un personaje en este caso a Howard, puede ser que no lo entiendas, o que no te sientes identificado o que simplemente te decepcione.
Pero cuando le ves tal y como es, es capaz de cautivarte y es lo que ha hecho Howard y Aaron.
Además que se nota el cariño que Aaron Brookner le tenía y le tiene a su tío y con que mimo y con que delicadeza toca cada tecla para hacer de Uncle Howard , un indispensable para cualquier amante cinéfilo de verdad y que no sea postureo.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram