Macbeth, duque de Escocia, recibe una profecía de un trío de brujas que dice que un día se convertirá en rey de Escocia. Consumido por la ambición y alentado a la acción por su propia esposa, Macbeth asesina al rey y ocupa su trono.

-ESTRENO EL 25 DE DICIEMBRE- 

Que el ser humano solo se mueve por intereses eso lo sabemos todos, pero a veces la ambición y el querer subir como la espuma acarrean decisiones que con el tiempo se pueden volver contra ti, pero no adelantemos acontecimientos.

Macbeth es sin duda la obra más difícil de dar vida ya sea en teatro,cine o de la forma que sea, del dramaturgo, William Shakespeare,una tragedia basada en un relato histórico de un personaje real, rey de Escocia.
Para poder dirigir y dar vida a los personajes centrales ha debido de ser una tarea bastante ardua y complicada.
Michael Fassbender y Marion Cotillard están fascinantes, los espectadores tendrán el privilegio de ver una lucha entre dos titanes del séptimo arte, que pisandose los talones algunas veces entre ellos, como diciendo ¡Supera esto! hacen que el duelo interpretativo atrape al espectador.
La fotografía y paisajes elegidos por Justin Kurzel es decir: La ambientación en general, es una maravilla, este director ha cuidado pequeños detalles, sin importancia para muchos directores pero que hacen que la producción de Macbeth sea llevada al extremo.
Al ser un personaje histórico no se como el señor Fassbender, ha podido introducirse en la piel de este rey, si se ha leído mil veces el libro para pillar cada gesto, cada grito, o cuantas veces habrá visto la obra de teatro o alguna otra película...Este actor es capaz de con un simple gesto marcar la diferencia de la escena anterior y expresar su estado de animo o una locura nueva.
El personaje de Marion Cotillard es más complejo que el del marido, ella empieza siendo la instigadora de los hechos, pero conforme va avanzando la trama, la vemos con un talante y forma de moverse distinto al inicio, en donde sus palabras valen más que sus gestos.
La película me ha gustado, pero hay escenas que se han alargado como una reproducción en bucle y eso ha hecho que en algunos momentos quisiera que se terminase, pero cuando el director da por concluido que el espectador lo ha entendido, sigue adelante.
Justin Kurzel ha hecho un buen papel eligiendo a Fassbender y a Cotillard, no concibo la idea de una película de tal calibre sin ellos dos.



-Agradecimientos a la distribuidora

1 comentario

Gracias por tu comentario :)