En la zona fronteriza sin ley que se extiende entre Estados Unidos y Mexico, Kate Macer (Emily Blunt), una idealista agente del FBI, es reclutada por Matt Graver (Josh Brolin), un oficial de las fuerzas de élite gubernamentales, para ayudar en la creciente guerra contra las drogas. Liderado por Alejandro (Benicio Del Toro), un enigmático consultor con un pasado oscuro, el equipo se embarca en un viaje clandestino que obligará a Kate a cuestionarse todo aquello en lo que cree si quiere sobrevivir.


-PELÍCULA VISTA EN EL FESTIVAL DE CINE DE SAN SEBASTIÁN- 

-ESTRENO EL 13 DE NOVIEMBRE-









Emily Blunt y Benicio del Toro se embarcan en esta película de ritmo trepidante y suspense por doquier, en el que se encargan de dar vida a dos personas con dos puntos de vista distintos en torno a lo que es la legalidad y lo que es el deber.
Denis Villeneuve sorprende por elegir a Del Toro, para otro papel en una película sobre narcotráfico que no tiene que ver con los anteriores trabajos de este actor, aquí esta soberbio, esta para quitarse el sombrero y junto a Emily, hacen una pareja aunque muy dispar, al espectador le mantiene en tensión, con los ojos bien abiertos.
Conocemos de frente al personaje de Kate Mercer, es un libro abierto, pero cuando hace la aparición en escena Alejandro, no sabrás a que atenerte o que pensar de él, si es el bueno o malo.
De Josh Brolin, comentaros que su personaje Matt Graver, le viene como anillo al dedo, se le ve muy natural, muy como pez en el agua y no sorprende para nada sus decisiones.
Algo que me gustó de esta cinta son las tomas desde el aire, y la música que marca un antes y un después en Sicario.
Es una muestra de la realidad que se vive en México y en ciudades fronterizas de Estados Unidos, donde algunos no saben lo que hacer para instaurar la "calma y paz" y otros se venden al mejor postor o a quienes le ayuden a conseguir algo que busca con ansia.
Es un fiel retrato de lo que cada día sucede en estos dos países, aunque el director Denis Villeneuve se ha centrado mucho más en el lado Mexicano.
No sabía que me iba a encontrar en Sicario pero sorprendentemente impactará al espectador,no por el guión, por los personajes y por los actores que son fantásticos, sino por la forma de narrar, la manera por la que el director nos sumerge en la trama tan complicada y de la que no sabes como terminará.
Es asombrosa en todos los sentidos, es muy dura pero como es decía antes, nada que no hayamos visto en la televisión antes.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)