-Antes que nada agradecerla que me haya concedido esta entrevista para conocerla un poco más y también a "El jefe"

Muy agradecida estoy de que quieras conocerme, de que hayas leído el libro y desees profundizar en la historia. Es un placer charlar contigo y las/os lectoras/es de ‘Soy cazadora de sombras y libros’ ¡vamos allá!

- Esta novela empezo siendo un relato sencillo que compartias en un foro que ya ha desaparecido, los foros están de capa caida actualmente y me gustaría saber ¿Qué pasaría si ahora las editoriales en vez buscar libros en amazon, buscasen en foros? Si abriese un foro ahora mismo ¿Qué tipo de foro sería?

Hay muchísimo talento oculto en esos foros que, como dices, ya apenas se visitan y empiezan a extinguirse. Las editoriales se sorprenderían mucho si bucearan un poco por ese mundo y comprobaran la calidad e ingenio de los ‘foreros’
Puede empezarse como me pasó a mí, creando escenas y momentos de series, libros o películas que me habría gustado ver en pantalla y nunca sucedieron, o pequeños epílogos en forma de novelitas cortas y sencillas que nos contaban más allá de lo que ocurría en televisión.
De crear ahora un foro, seguramente sería uno variado, es importante que tengan cabida muchas personas distintas con gustos diferentes, tanto en temáticas para escribir, como en parejas que unir o momentos que narrar. ¿Si yo abriera un foro, de qué iría? Pues de imaginación, en general, para contar cualquier cosa que quepa en la mente.

- ¿ Por qué cree que siempre la curiosidad mata al gato? ¿Por qué piensa que en vez de ser más precabidos somos curiosos cuando tenemos que tener cuidado?

El ser humano es curioso porque es creativo. Si solo tuviéramos cuidado, viviéramos en nuestros límites e intentáramos evitar peligros y problemas, probablemente sufriríamos menos, pero nos perderíamos tantas cosas… ¿cómo podríamos escribir grandes novelas sobre épocas pasadas o futuras, si no arriesgáramos?
Los grandes descubrimientos, pienso yo, vienen de riesgos. Hay que errar mucho, y tropezar, y caer… hasta que llega el momento del acierto. ¡Si yo hubiera sido cuidadosa y no hubiera decidido intentarlo, mis escritos solo habrían quedado para mí!

- ¿Cómo hubiese sido escribir esta novela en la época de la Regencia?

¡Habría sido una maravilla! La Regencia es una época que me encanta, por eso también escribo histórica. Es tan romántica, tan llena de detalles, de matices… pero si lo miramos dejando de lado la parte dulce y mágica de los libros, escribir en la Regencia, siendo yo mujer y otorgando a la protagonista femenina (Sara, en el caso de ‘El Jefe’) cualidades de liderazgo, determinación y decisión (recordemos que ella hace un trabajo peligroso, rodeada de hombres, en contra de los deseos de su familia), probablemente habría estado muy mal visto.

- Me ha gustado mucho la ambientación de esta novela ¿Cómo ha sido la documentación? ¿Cómo ha sido el escribir de un sitio como es una prisión?

Esta novela tiene unos cuantos años, de hecho, a raíz de mis actuales publicaciones, es una de las primeras que escribí. Escribirla ha sido un placer, me he introducido en un mundo fascinante y nuevo.
Me gustó el ambiente del penal porque quería otorgar a Hugo, el protagonista masculino unas señas de identidad muy claras que le hicieran “indeseable” tanto para la protagonista, como para el público. Al menos, por supuesto, hasta que se le va conociendo.
Aunque es un relato corto y no profundiza del todo en las vivencias penitenciaras, busqué información a razón de los distintos módulos, el tipo de preso que habita en ellos y las posibilidades de interacción que tienen con funcionarios y empleados. En el caso de la enfermería de la cárcel, donde trabaja Sara, se les permitiría colaborar, al igual que en cocina, lavandería y demás dependencias, para acumular horas de servicio comunitario y buena conducta.

- Estando en una carcel como la protagonista y trabajando como enfermera ¿Qué es lo que "la pondría de mala leche" ?

Que no se la tome en serio. De hecho, detesta que tanto el médico como algunos alguaciles vean en ella una “florecilla delicada” a la que deben proteger. Quizá por eso, en ciertas escenas, Sara es propensa a arriesgarse y salirse de su papel, en su afán por demostrar capacidad y autonomía.
Su primer acercamiento a Hugo viene por la curiosidad, y poco a poco empieza a nacer la atracción entre los dos, pero más allá de eso, ella le escoge como colaborador, en un principio, para llevar la contraria y demostrar que es una mujer de carácter.

- Si usted tuviese que realizar una misión y la dejasen elegir, a donde ir ¿Qué sitio sería el elegido? ¿Por qué?

¡Un museo! Si habláramos de un sitio físico, seguramente esa sería mi elección. Si tuviera biblioteca, me ofrecería voluntaria. Son lugares que me entusiasman, donde por la mera observación pueden aprenderse muchas cosas.
Si hablamos de trabajar en una misión encubierta en algún país extranjero, probablemente elegiría alguno con gran carta histórica, como Egipto, que es una de mis mayores pasiones. El hecho de que tengan conflictos bélicos y sociales, que ponen en riesgo la riqueza cultural y capacidad de supervivencia de su población los hacen perfectos para poder servir y trabajar en busca de la paz y estabilidad.
Como ves, mis elecciones son polos opuestos, por un lado, la tranquilidad del mundo educativo, museo, biblioteca… y por el otro, la pasión por las tierras de los antiguos reyes.

- Usted es una persona romántica a la que la gustan los finales felices

Totalmente. De hecho, siempre suelo decir que, si no es feliz, no es el final. Uno puede pensar que la vida real no está marcada por el “y vivieron felices…”, pero ahí es precisamente donde los libros cobran tantísima importancia. No importa que narres todo un entramado de problemas y maquinaciones difíciles de resolver, al final, siempre tiene que existir luz, una moraleja que deja claro que luchar, perseverar y sufrir, conlleva una recompensa. Al menos, el saber que te has esforzado por cumplir tus sueños.
Hay muchas clases de finales felices, algunos incluso se consideran ‘agridulces’, y en ellos no todo sale bien. En los míos, por el momento, predomina la alegría intrínseca que da recoger el fruto de lo sembrado con esfuerzo.

- Describa al libro con un sentimiento, un adjetivo y una canción

Para describir ‘El Jefe’, estas son mis elecciones:
Sentimiento: entusiasmo 

Adjetivo: orgullo

Canción: ‘The reason’ de Hoobastank

- ¿Quisieras añadir algo más a esta entrevista o a los lectores de la web?

¡Muchísimas gracias! Tanto a los lectores de la web como a María Cabal, no solo, como he dicho antes, por leer el libro y prestarme un rinconcito de ‘Soy cazadora de sombras y libros’ para opinar sobre ‘El Jefe’, sino también por la entrevista, querer conocerme y saber un poquito más de mí.
Estoy muy contenta de haber respondido a las preguntas, ¡me han parecido muy ingeniosas! Y espero, de corazón, que el libro haya gustado.
Animo a los lectores a conocer a Hugo Fernández y dejarse llevar por su misterio.
Gracias.


Romina Naranjo.

1 comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram