Luciérnagas es la historia de Julio y Alex, dos hermanos huérfanos que viven en un pueblo apartado de todo. La llegada de Lucia los despierta a la vida. Ella les da el vuelo y el aire fresco que necesitan sin saberlo. A cambio, Lucia encuentra la tierra que le permite posar por un momento ese vuelo incesante.
Algo tan casual como el anuncio de la apertura de un hostal hace que estas vidas se encuentren. Lucía llega a este lugar recóndito porque cree en las señales, y este anuncio es una de ellas. A partir de aquí, la vida es la que dispone de los hilos de estos seres, que serán transformados para siempre.






























Luciérnagas es especial como sus personajes, encantadora como una noche en un lago tomando una botella de vino, es delicada como una luciérnaga cuando la quitas la luz. 
Carolina Román es la autora y directora de esta obra de teatro que va a cautivar y emocionar al espectador a partes iguales.
Los actores y la actriz que dan vida a los personajes son excepcionales, te olvidas de que estas en el teatro, te sumerges en este pueblo y en la vida de estos tres protagonistas en un abrir y cerrar los ojos, todo gracias al trabajo que realizan.
Palabras dichas, no dichas,miradas lanzadas...en Luciérnagas tienes que estar atenta a cada pequeño detalle porque todo su conjunto hace que sea una delicia verla.
Pude ver parte del ensayo general de esta obra y lo que vi, se me quedó en la mente, es una obra que se quedará en la retina y en la mente de los espectadores porque yo cuando salí del teatro, todavía veía retazos de Luciérnagas.




-Agradecimientos a Paula y la compañía
-Fotos de mi autoría

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram