Tras la muerte de su padre, el prestigioso empresario alemán Eric Zimmermán decide viajar a España para supervisar las delegaciones de la empresa Müller. En la oficina central de Madrid conoce a Judith, una joven ingeniosa y simpática de la que se encapricha de inmediato.
Judith sucumbe a la atracción que el alemán ejerce sobre ella y acepta formar parte de sus juegos sexuales, repletos de fantasías y erotismo.
Junto a él aprenderá que todos llevamos dentro un voyeur, y que las personas se dividen en sumisas y dominantes…Pero el tiempo pasa, la relación se intensifica y Eric empieza a temer que se descubra su secreto, algo que podría marcar el principio o el fin de la relación.




Paperback464 pages/Published November 8th 2012 by Esencia (first published 2012)/Nota 2


En la cadena de la empresa Müller está Mónica Sánchez, devoradora de hombres y jefa de las delegaciones, en el siguiente escalón se encuentra Judith Flores, secretaria de la anteriormente nombrada. Su vida podría ser la de cualquier secretaría que se encuentre en un puesto similar; es decir, mientras tu jefa se pone la “medallita” por el trabajo bien hecho, nadie repara en que la que se queda horas, incluso de su tiempo libre, para que todo salga perfecto es Judith… así podrían ser sus días, intercalados por el gimnasio y sus vacaciones, las cuales disfruta visitando a su padre cuando puede. Pero un día todo cambia, el día en que el ascensor se quedó parado contradictoriamente el motor de su vida se aceleró y todo fue gracias a Eric Zimmermán, él puso el morbo en la vida de ella y ella puso algo totalmente nuevo en la vida de él.
Pero bajo esa apariencia de hombre de hielo se esconde un hombre con una visión muy peculiar del sexo, una visión que aunque al principio escandaliza a Judith poco a poco la empieza a atrapar como si fuera una tela de araña.
El problema será, además de los sentimientos que van surgiendo, los caracteres de ambos, él demasiado acostumbrado a mandar y a no dejar que nadie le imponga nada y ella demasiado independiente, visceral…la confrontación está servida.

Respecto a mi opinión, creo que esta me costará que me “lancéis a los leones”, pero bueno.
Servidora leyó “Cincuenta…” y algunas más similares, dado que es la temática actual, algunas me gustaron y otras nada…
La verdad que este libro me pareció que empezaba bien, era entretenido, divertido, con un humor muy sarcástico, cosa a la que soy muy dada, pero luego… a medida que se desarrollaba la historia como que perdía. Para mí el problema es que hay demasiadas escenas de sexo, en detrimento de la historia; que queréis que os diga, un poco está bien, demasiado ya aburre, igual también tiene algo que ver la sensación de manipulación que ejerce la “araña germánica” sobre la “incauta mosca” que revolotea sobre la tela.

La historia no está mal, aporta algo novedoso, pero señoras, admitamos que ya tenemos dominación hasta cuándo vamos a comprar a la frutería; que si él está traumatizado, que si ella es medio boba y se sonroja mirando un torso desnudo…venga ya!! eso en la vida real no se da, a no ser que seas de una remota aldea en el fin del mundo. Menos escenas tórridas y más historia!!
En fin, ¿Queda clara mi opinión,no?, el caso es que la historia tiene potencial.

Y a las seguidoras de la escritora, desde aquí quiero decirles que no es nada personal, seguro que tiene libros buenísimos, pero este a mí no me llamó la atención, lo siento.

6 comentarios

  1. Leyendo el resumen creí ver para donde iba la historia...tengo una conocida que se volvió loca con Grey y ama todas las historias de M.Maxwell lo que me ha hecho dudar en comprar sus libros (basado puramente en el gusto literario de esta amiga)
    He tenido el libro en mis manos,dudando si comprarlo. Gracias a tu comentario por ahora creo que paso. A esta altura me aburre un poco esta temática. Prefiero las historias de amor de Kleypas...

    ResponderEliminar
  2. Leyendo el resumen creí ver para donde iba la historia...tengo una conocida que se volvió loca con Grey y ama todas las historias de M.Maxwell lo que me ha hecho dudar en comprar sus libros (basado puramente en el gusto literario de esta amiga)
    He tenido el libro en mis manos,dudando si comprarlo. Gracias a tu comentario por ahora creo que paso. A esta altura me aburre un poco esta temática. Prefiero las historias de amor de Kleypas...

    ResponderEliminar
  3. No es un género que me guste, así que con esta trilogía no me animo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    A mi este género no me gusta, así que paso.

    ¡Un abrazo! ^^

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa! he leído un par de libros de Megan y me gustaron, pero este lo empecé y lo dejé, no conecté con la historia ni los personajes.

    Besos :*

    ResponderEliminar
  6. Le tengo mucho cariño a los libros de Pídeme porque son los primeros que leí de Megan Maxwell, por entonces yo no estaba tan saturada de libros "erótico-festivos" así que sí que me gustaron mucho.
    Con el paso del tiempo he de reconocer que de Megan me gustan mas los libros románticos que los eróticos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)

Instagram