Nos reunimos con el director de cine americano Gabe Polsky en un hotel céntrico de Madrid.
Ha venido a España para hablar de su última película Red Army basada en hechos reales y todo un descubrimiento.
Gabe tiene una pasión por el Hockey, deporte que ha realizado en Yale, en sus años en la universidad.
Gabe Polsky nos contaba que está película tiene que ver que a la edad de 15 años vio una cinta VHS de unos jugadores soviéticos jugando al hockey y lo mucho que le impresionaron casi a nivel espiritual, me apasionaron por la manera en la que ellos jugaban,era profundamente creativa,expresiva.
Gabe nos decía una frase que es verdad "Todos queremos ver cosas extraordinarias en el deporte, pero en Estados Unidos esa creatividad no se animaba, no se fomentaba,era como estar en la cárcel, entonces a partir de esa frustración, él fue empujado a contar esa historia, porque en la universidad en los niveles más altos que puede llegar en Estados Unidos, Gabe siempre peleaba con sus entrenadores".
Cuando más sabía de la historia de este equipo, de lo que estaban pasando, de lo que había sufrido, Gabe Polsky empezó a ver un poco lo que ellos estaban viendo, ese paralelismo de la Unión Soviética, a partir de ahí, entró en la historia y para el director fue un proceso muy difícil, ir estableciendo esos paralelismos pero haciéndolo con cierta fluidez, cierta sutileza pero él terminó haciéndolo con bastante intuición.

- Si pudiera viajar al pasado y entrenar a la "Red Army" ¿Qué tipo de entrenador sería para ellos? ¿Qué les enseñarías que tú crees que no saben?

(Risas) Pues mira es para mí, es la encarnación de lo que debe ser el deporte y creo he sido bastante generoso con Tarasov, tiene que ser esa creación expresiva,tiene que conectar con la gente a nivel visceral, a nivel espiritual, tiene que haber una ausencia total de egos para llegar a lo que es la esencia de la colaboración.
Nunca llegará a hacerse con una total perfección, pero tenemos que ir esmerándonos para poder conseguirlo siempre.

La figura clave de la película es Gabe Polsky pero la otra figura es Fetisov pero ¿Hasta que punto Fetisov es tan altivo, y usted es tan tímido?
El director se sinceraba y nos decía que con Fetisov había sido muy generoso pero al mismo tiempo ha sacado cosas de él, Fetisov no sería tan abierto con otras personas pero probablemente como él veía que había jugado al hockey,sabía lo que era esto pero...Yo era el director y él estaba en contra, era como una especie de juego de poder bastante sutil.
En Estados Unidos la película solo ha recibido una sola reseña mala y lo que esta reseña decía era "Como puede un director tan estúpido hacer esto" y es que realmente él había pensado que era así, no había entendido el juego.

La idea del deporte y de la política entretejidos es una bonita historia y más allá de todas las políticas e ideologías Gabe Polsky piensa que es también una buena historia, con todo lo que han pasado estos tipos y estos amigos y lo que han pasado para llegar a lo que han sido, es una historia entrañable.


¿Cree que estamos ante una nueva guerra fría a través del deporte como hubo hace años? (Todos esos magnates rusos que están comprando equipos de fútbol....)
El deporte es tan popular que siempre será utilizado como una herramienta política porque tiene, esa capacidad de influir sobre la gente, aunque nos guste o que lo queramos o no, no se como, ni donde, ni con que grado de abertura o clandestinidad pero siempre será utilizado.
Ni siquiera se, como será la historia, ni el futuro del deporte, ni la historia dentro de diez años


MI OPINIÓN DE RED ARMY

-Agradecimientos a la distribuidora
-Fotos de mi autoría

1 comentario

Gracias por tu comentario :)