Cuenta la historia real de Kumail y Emily, una pareja que se conoce en un espectáculo de comedia. Cuando parecía que todo iba a quedarse en un encuentro de una noche, su relación empieza a avanzar a pesar de las diferencias culturales, complicando las vidas de todos por las expectativas que tenían los padres de Kumail, musulmanes estrictos.

- ESTRENO HOY- 












El amor es una enfermedad, no es una comedía al uso, además la llamaría mejor "drama con un toque de comedia" porque me pase más de la mitad de la película con la lágrima asomando y suspirando como una tonta.
Aparte que el humor que se emplea no es el típico de sonrisa fácil, ya que toca bastante temas complicados, pero aún así, esta película es especial, no solo por como nos explican las diferencias raciales, las formas de ver la vida de un persona y de otro, y de los sueños que tienen Kumail y Emily.

Me gusto por su sencillez y por no pretender forzar nada de nada, la película sigue su curso como la vida, el personaje de Kumail, es simplemente maravilloso, su debate interior, su forma de ver la vida, la familia lo que es para él, y como se va lentamente replanteándose las cosas, su lucha entre su corazón y su mente.
A su vez, Kumail, tiene unos amigos peculiares, que le dan ese empujón, aunque es su corazón quien lo hace.

Hablando de la otra parte implicada, Emily, es de esos espíritus libres, o sin esas ataduras culturales, y con unos padres muy peculiares, pero maravillosos, no sé con que progenitor quedarme porque Holly Hunter. está fantástica, aunque su padre, es el que tiene la voz de la cordura y es de esos personajes que aportan aire fresco.
No sé si el amor será una enfermedad, pero esta película es una pequeña adicción, un caramelo que te dan, al principio no sabes si te gustará, si el sabor nuevo que pruebas será de tu agrado, pero cuando lo pruebas, te vuelves adicto.

Los chistes o los monólogos que se encuentran en esta producción, son peculiares, pero no quitan que no hagan gracia, tienen su punto, aunque me quedo con Kumail y ese discurso que nos mete casi a mitad de la película que hace que el espectador se estremezca.
Adoro el personaje de Emily, personaje fuerte, decidida, dura pero tierna, que os enamorará.
Michael Showalter , se tira a por un genero bastante trillado y del que piensas que nada nuevo te sorprenderá, o es lo que llegué a pensar, antes de que empezase la película, porque llegaba de ver un sin fin de producciones iguales y cortadas por el mismo patrón, así que gracias a este director, por reinventar el genero de la comedia.
Recomendada.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram