Nadie sabe qué está sucediendo. La mayor parte de la humanidad se ha suicidado en pocas semanas, sin ningún motivo aparente ni conexión entre si, mientras el mundo colapsa en medio de un caos creciente. Entre los escasos supervivientes se encuentra Andrea, una chica de diecisiete años con recuerdos borrosos y un gran secreto que ni ella misma conoce. Cuando años después, un desastre parecido amenaza con repetirse, Andrea y un grupo de jóvenes comienzan una crucial odisea para descubrir, a través de la ruinas de lo que un día fue la Humanidad, la solución a algo que nunca debería haber ocurrido. Pero esta vez, el número 20 puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte.







Manel Loureiro, es de esos escritores que lees una vez y te cautivan, por lo que cada vez que hay un libro de él, te tirás directamente a por él, sin miedo.
También es verdad, es que libro que saca Manel, libro que te deja con la boca abierta, por diversos motivos, uno de ellos, es que da igual el genero en el que se sumerja este escritor, que será todo un verdadero acierto.
A su vez, creo que siempre elige protagonistas potentes, personajes con personalidad, que se salen de lo común y se alejan de los estereotipos.
Por no hablar de sus escenarios o donde ocurre la acción, trama o como queráis llamarlo, de los más variados y de los más asombrosos.
Creo que Manel Loureiro, con sus descripciones de tales lugares, es muy bueno y con tales descripciones, consigue introducir al lector dentro de su novela, sin pestañear.
En Veinte,Manel, da un golpe encima de la mesa y cambia de nuevo de genero, cambia de lugar, de espacio, de ubicación...es como si Manel Loureiro, cada vez que escribiese algo nuevo se reinventará constantemente, o mejor dicho se resetease.

Seguro que quien la habéis leído Veinte, estaréis con la cabeza que os va hacer ¡Ploff! por muchos motivos, el primero por ese arranque tan fabuloso que tiene y que de repente pasa y piensas ¿Y ahora?
El segundo por la cantidad de personajes que aparecen en esta novela, es una novela monstruosa en  numero de personajes, no he contado cuantos podría haber exactamente pero son muchos, además que otra cosa que llama la atención son los nombres de todos ellos, que si te pones a pensarlo y en su significado, te hace un click en la mente.
A su vez, confieso que adoro, que no son personajes planos, aunque sean secundarios, todos ellos tienen su relevancia y todos ellos, les ves que empiezan siendo de "x" forma y terminando siendo de "y" forma.

Tengo claro, que para escribir Veinte y que todo quedase cerrado a la perfección, sin cabos sueltos y que introdujese los giros que ha puesto Manel, en su sitio adecuado y en el instante perfecto, este autor, se ha debido de pegar golpes contra la mesa, muchas veces, porque no es nada fácil, como lector no acertar en nada de lo que iba a suceder a continuación y que iba a hacer este personaje u otro.

Como novela distópica, confesaré que ha sido mi favorita de este genero, no es peloteo ni nada por el estilo, simplemente, después del boom que vino con "Los juegos del hambre" and co, me sentí tan abrumada, y me cansé tanto que veía una y salía corriendo, esa es la verdad, porque el mercado literario se saturó de tal forma, que leías veinte y no encontrabas diferencias.
Por lo que, después de ese hype, ha venido Manel Loureiro, a decir a los lectores, que lo que han leído hasta el momento comparado con Veinte, no es nada, que Veinte, va a dar una vuelta de tuerca a todo lo que pensabais.

En esta novela, aunque sea una distopía, no está tan lejos de la realidad, porque aunque sea en una época muy lejana y algunas de las cosas que nos narre sean un poco surrealistas, la mayoría de las cosas que nos narra Manel, están sucediendo hoy en día, no nos queda tan lejano, otras tantas, en Veinte, nos dan pequeños avisos de ¿y si?
Esta novela es como si hubiese viajado años después de algo que sucede, y viviese como si estuviera en la edad medieval, con sus cosas buenas y con sus cosas no tan buenas.

Llena de acción,aventuras, decisiones...Esta novela, es como un río o como si se tratase de un juego de estrategia.
Veinte, es de esas novelas que la cierras y aún resuena en tu cabeza y necesitas comentar con quien la ha leído, porque creo que para captar las capas y capas de esta novela, es necesaria más de una lectura, ya que, es bastante detallista y metáforicamente hablando, hay cosas que se nos escapan en una primera lectura, y aunque luego lo pienses, sería genial volverla a leer e ir ahondando más y más.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram