Mildred Hayes (Frances McDormand), una mujer de 50 años cuya hija ha sido asesinada, decide iniciar por su cuenta una guerra contra la policía de su pueblo al creer que están más interesados en torturar a los afroamericanos que en hacer justicia.


- ESTRENO 12 ENERO-
















Tres anuncios en las afueras de Ebbing, Misuri , es una de esas películas que te va calando hondo lentamente, y para cuando te quieres dar cuenta, te ha conquistado irremediablemente
Aunque lo que no tarda en enamorarte, cautivarte, volver loca o como lo quieras llamar es el trio de ases que hacen que esta producción sea fascinante, maravillosa, irrepetible y única : Frances McDormand, Woody Harrelson, Sam Rockwell.
Este trío de actores es increíble, además que la dualidad, las dobleces o las dos caras que ofrece Sam Rockwell es de Oscar inmediato, menudo monstruo, aunque debo de confesar que los personajes como el que interpreta Frances McDormand , son los más necesarios no solo en la gran pantalla, también en la vida.

Milred Hayes, o mejor dicho Frances McDormand, es la anti heroína, no tiene super poderes, pero es deslenguada y lo único que quiere es encontrar al asesino de su hija, o a los asesinos, en un pueblo donde nadie ha movido un dedo.
Ya se sabe que cuando algo llama la atención o cuando algo es poco ortodoxo, estarán los que estén a su favor y los que estén en su contra y en un pueblo de la América profunda, su director, se ha encargado de mostrarlo la mar de bien.
A su vez, que en un pueblo donde todos se conocen, si alguien hace algo, ya te señalan, por lo que dos puntos muy a favor de esta película son: la ambientación y los personajes tan redondos.

Conforme va avanzando Tres anuncios en las afueras de Ebbing, Misuri , da varios giros y no te queda bien claro hacía donde quiere ir la película, pero te da igual, ya te has enamorado hasta del más tonto del pueblo y deseas con todas tus fuerzas que todo termine bien.
Me encandilo totalmente, la relación tan extraña que veremos entre Frances y Sam.
Martin McDonagh, ha dirigido una pequeña obra de arte, una de esas películas que tardas en olvidar, incluso pasan los días y las semanas y la tienes en mente.
Tres anuncios en las afueras de Ebbing, Misuri, se sale de lo convencional y es lo que la hace ser una apuesta única.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram