Las vidas de Luis y Marta se ven abruptamente paralizadas. Las mentiras, la culpa y el miedo ponen a prueba la estabilidad y el amor de la pareja.  

- ESTRENO 6 DE OCTUBRE- 













Morir de Fernando Franco, la vi a las diez de la noche, en el teatro Principal de San Sebastián y sinceramente pensaba que a esas horas, el cansancio acumulado durante el día iba de alguna forma a hacer aparición durante la película, pero para mi sorpresa, esta producción, me dejó clavada a mi asiento, sin respirar, tensa y aunque es un drama enorme, la historia me introdujo en una vorágine de sentimientos y sensaciones que me hicieron despertar con una torta, con un golpe llamado: vida 


Esta película es muy intensa, tanto los personajes sobre todo el de él, como el de ella, así como las situaciones que se viven, los sentimientos que se desbordan traspasando la pantalla...te deja con un sabor agrio, pero al mismo tiempo, cuando termina, vuelves a respirar, a vivir, pero aún así, es una película que te toca toda las fibras sensibles, además el tandem de Marián Álvarez, Andrés Gertrudix, es fabuloso, él con su personaje tan oscuro y ella, con ganas de volver a ver la luz, con ganas de brillar pero que se va apagando de algún modo. 

En esta película, aparte de retratar una relación de pareja en lo malo y en lo bueno, aunque más en los peores momentos, un viaje al infierno. La fotografía que acompaña a los peores momentos a Luis y Marta, es muy buena, además representa como se siente él, como se siente ella. Aunque debo de confesar que los últimos instantes de esta película, me hicieron llorar como una magdalena. Como decíamos después del pase, el personaje de Marta, como va muriendo lentamente, las decisiones que tiene que tomar, las mentiras que tiene que decir por la persona que quiere... Sabes como va a terminar, y aún así, intentas ver un rayo de luz pequeño aunque sea. 


Muchas personas que la vieron, dijeron cosas que no vienen al caso sobre esta película. Vemos que el personaje de él, se vuelve egoísta, huraño hasta incluso gilipollas, pero como espectador solo nos damos cuenta lo que sufre Marta, pero no vemos que quizás Luis, no quiera que ella viva lo que le pasa...es una película que se puede interpretar de mil maneras distintas, no obstante, la vives como si fuese la última que verás. Te das cuenta de que la vida es muy corta, pero aún, aunque como decía antes, sabes como va a terminar desde el inicio, pero la disfrutas mucho, porque tanto Marián Álvarez como Andrés Gertrudix, son unos actores íncreibles.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram