Tasio Ortiz de Zaráte, el brillante arqueólogo condenado por los asesinatos que aterrorizarón Vitoria hace dos décadas, está a punto de salir de prisión cuando los crímenes se reanudan. En la Catedral Vieja, una pareja de veinte años aparece muerta por picaduras de abeja en la garganta. Pero solo serán los primeros.
Unai López de Ayala, un joven experto en perfiles criminales, está obsesionado con prevenir los asesinatos, una tragedia personal no le permite encararlos como uno más. Sus métodos enervan a Alba, la subcomisaria, con la que mantiene una ambigua relación marcada por los crímenes…, pero el tiempo corre en su contra y la amenaza acecha en cualquier esquina.¿Quién seré el siguiente?







Ya lo dice el bolero “que veinte años no es nada “, eso mismo debe pensar el asesino que sembró el caos en Vitoria, pero, no estaba en la cárcel?. Cómo es posible que todo vuelva otra vez, partiendo del punto en el que, supuestamente, todo terminó. Tal vez un imitador? O, puede que un discípulo de aquel que está encerrado?.
Todas estas preguntas y muchas más se hacen Unai López y Estíbaliz Ruiz de Gauna, ambos inspectores, asignados a la investigación y resolución de estos nuevos crímenes.
Y ante tanta duda, solo una cosa está clara, habrá más crímenes a menos que encuentren la manera de detener al causante de estas muertes, pero, como conseguir eso cuando no hay pistas, cuando no hay móvil…Las fiestas se acercan, el caos y el miedo, pueden adueñarse de la ciudad y de sus habitantes, a no ser que hagan algo pronto. 

“El Silencio de la Ciudad Blanca” es un thriller en el que el pasado y el presente, se entremezclan a lo largo de toda la trama. Narrado en primera persona, aunque en algunos momentos hay partes narradas en tercera persona, con frecuentes descripciones de lugares de Vitoria. Pese a que la trama es bastante intrincada, eso no quiere decir que la lectura cueste, todo lo contrario, puesto que los sucesos impredecibles con los que nos sorprende Eva Gª, hacen que cada vez te adentres más en la historia, tratando de averiguar quién es el responsable de los asesinatos, consiguiendo un ritmo bastante trepidante.
El trabajo de documentación es maravilloso, sientes que estás recorriendo la ciudad en cada paso que dan los inspectores, un tour en el que descubres  historias y secretos.
Respecto a los personajes, todos tienen una personalidad marcada por sus vivencias, tanto buenas como malas. Indudablemente, el personaje principal es Unai, un hombre al que la desgracia le tocó de una forma cruda y desgarradora, y de la que aún trata de reponerse.
Para mí, tanto Estíbaliz como Blanca, serán personajes principales y cruciales a lo largo de la trama. Ambas, dos mujeres fuertes, que renunciaron a muchas cosas a lo largo de su vida por estar donde están.
Tasio Ortiz de Zaráte es un personaje que me gusta, un hombre que lo tenía todo; éxito, reconocimiento, admiración y de un día a otro se convierte en un monstruo a los ojos de todos.
Pero mi preferido es el abuelo, me parece un personaje muy interesante, que “camina” entre la realidad y el subconsciente, con una fuerza increíble.


“El Silencio de la Ciudad Blanca” , es una fascinante historia, en la que parece que alguien a “sotto voce”, con una voz cadenciosa y lenta, nos presenta la trama como un alegato, mostrando las pruebas paso a paso, unas veces serán desmontadas, y otras, darán forma al puzzle que nos “pone delante “ Eva Gª Sáenz de Urturi.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram