Wifo Medroso es un joven estudiante, cobarde y enclenque, que realizará sus prácticas de Enanología en la ciudad de Villa Trifulcas. Hasta aquí podría parecer una historia anodina y sin ningún interés. ¿Pero habría sido escrita si lo fuera? Mientras el becario estudia las costumbres de los enanos, el mundo se encamina hacia el desastre. Elfos racistas y xenófobos, una banda criminal dirigida por un niño de ocho años, enanas homicidas, políticos corruptos, trolls, orcos, guerreros errantes, ogros y magos, bosques encantados, reinas, asesinos, peleas, palizas, asedios y batallas, mentiras, secuestros, amenazas, un burro guardaespaldas y, aunque parezca increíble, mucho mucho más. ¿Qué podrá hacer Wifo, en medio de este follón, para salvar su propia vida y la de los enanos?







Tres enanos y pico, es el antidepresivo perfecto para cualquiera que tenga algún tipo de mal, o simplemente este lejos labrándose un futuro o un presente muy oscuro, aunque se encuentre rodeado de gente muy maja...
También este libro, es el remedio ideal para mirar la situación actual del mundo, desde otra perspectiva, sin enfadarte, mirando el vaso medio lleno, con un arte inusual a la hora de narrar, las cosas malas y buenas de la vida.

Un libro irónico en todo su esplendor, pero el lector se olvida de este detalle y le entra la risa, aunque digan solo ¡hola!
Tres enanos y pico , es una aventura atípica, no es para nada predecible y eso es maravilloso, porque no sabes que locura hará Wifo, o que le harán hacer los enanos, esos seres tan encantadores que, Ángel Sanchidrián, hace suyos.
Aquí olvidaros de Tolkien, Rowling y del resto de novelas fantásticas, el autor da la vuelta a la tortilla y crea una genero nuevo, crea lo que jamás pensé en leer, Ángel Sanchidrián es un Monty Python, a la española, pero llevando las preocupaciones de este nuestro país, y lo que pasa con él, a muchos otros. Seguro que lee el libro un italiano, inglés, francés, portugués, y dirá ¡ Esto pasa también!
Solo que el autor, le pone un par de quesos al asunto.

Wifo, es ese antihéroe a lo Deadpool, pero sin poderes, creo que se infravalora mucho, pero es un personaje ¡diez! sin él, este libro no tendría alma, aunque son los enanos los que le dan ese aire fresco necesario, por no hablar de la madre de Wifo...ella se come con patatas a todos.
Ángel Sanchidrián , hace que el mundo sea un poco mejor, mientras lees tres enanos y pico.
Este libro es tan delicioso como el mejor queso del mundo entero.


Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram