Antes que nada felicitarte por la novela y darte las gracias por esta entrevista. - ¿Qué nombre de hada te pondrías? ¿Este nombre de hada sería igual o distinto al que te hubieses puesto al inicio de tu carrera literaria? 

Mmm... Qué buena pregunta. Solo un hada podría hacerla :) Creo que mi nombre de hada sería “La que confía en los deseos”; lo cierto es que siempre he pensado que son el motor del mundo desde que leí y releí tantas veces “La historia interminable”. En “Espérame en la última página” hay mucho de eso: Silvia se deja arrastrar por un deseo turbio, que la conduce a perderse el respeto, y tiene que vivir un proceso para transformar ese deseo prefabricado por la sociedad en otro mucho mejor. 


- ¿A qué bruja te gustaría parecerte? 

Quisiera tener la fuerza de voluntad de Yaya Ceravieja, la capacidad de disfrutar de la vida de Tata Ogg y la confianza en los libros de Magrat Ajostiernos. 

 - ¿Por qué comienzos o inicios te sientes atraída? (literariamente hablando o hablando de la vida) 


Me apasionan los inicios, lo posible, lo potencial, porque mi cabeza funciona movida por la sugestión y por los planes entusiastas de futuro cercano. Como a Clarissa Dalloway, me hace más feliz planificar que realizar, y tengo que aprender a vivir un poco más en el presente. En la novela se habla del libro “Si una noche de invierno un viajero”, del gran Italo Calvino, que le recomiendo a todos aquellos que aun no conozcan a este autor, que es una puerta a tantos otros libros. 

 - ¿Qué libro que leíste no te dio ninguna respuesta o certeza a las preguntas que en tu mente te planteabas? 

 Hay algunos libros que hablan sobre la presión atmosférica del azar, como “El hombre de los dados”, que me han creado más preguntas que respuestas. - Alguna vez... ¿Estabas olvidando algo, pero sabías lo que era? Creo que sí, supongo que nos ha pasado a todos. A veces merece la pena detenerse, aunque creamos que hay mucho que hacer y que siempre hay prisa, cerrar los ojos y detenernos a escuchar al subconsciente, que tiene muchas cosas que decirnos en el idioma de la calma o a través de los sueños. 

 - Si algo no te deja avanzar (literariamente hablando o en la vida) ¿ Lo apartas de tu lado? 

No necesariamente. Algunos obstáculos son tremendamente interesantes y se aprende mucho de ellos. 

 - Los hombres ¿Crees que son capaces de sacar o enseñar sus vulnerabilidades?

Conozco a muchos que sí, que a pesar de la educación inhibidora de las emociones que han recibido, han encontrado la manera de ser maravillosamente equilibrados y escuchadores. Pero tengo la sensación de que no son la mayoría. Me gustaría saber cómo sería un mundo donde no se enseñara a la mitad de la población a despreciar sus sentimientos y a la otra mitad a sobrevalorarlos y vivirlos con dramatismo. 


 - Después de haber escrito esta novela ¿Qué percepción tienes de París? 

Es una ciudad en la que es muy fácil proyectar tanto lo bueno como lo malo del estado de ánimo que llevas a ella. Creo que es especialmente reactiva a las emociones positivas, pero también a la melancolía, y su belleza es el decorado perfecto para ambas. 


 - ¿Es fácil saber que hacer con las personas que en vez de sumar, restan en la vida? 

Nunca, sobre todo porque a veces son familia o seres queridos. Mi táctica reciente es tratar de cambiar un poco yo, tomarme las cosas de otra manera y no dejar que me afecten tanto. Y no empeñarme en lo que no resulta fluido. 


 - ¿Qué libro te dieron para ayudarte en alguna época difícil y recomendarías? 

Mi madre me pasó una novelita de su infancia una vez que estaba malita en la cama “Siete corazones para siete notas”. Es una historia preciosa de siete niñas que van al conservatorio y cada una toca un instrumento, y de todas las historias que les pasan. Lo recomiendo por la visión optimista e ilusionada que ofrece del mundo. 

 - ¿Cuándo es la última vez que una amiga te ha dicho "te lo dije"?

Ayer mismo XD Y tenía razón. - Es un libro donde tenemos personajes de distintas nacionalidades...¿Has querido realizar un libro que sea tan universal como es la literatura? (de ahí que has elegido nacionalidades tan variadas) La verdad es que fue una cosa espontánea... son autores que me han acompañado siempre. Y, al fin y al cabo, todos son europeos. Tengo que hacer un libro donde haya una apertura mayor a autores de latinoamérica, de Asia, de Rusia... es maravilloso todo lo que nos queda por leer. 


 - ¿Qué personaje de qué libro te gustaría que fuese tu psicólogo? ¿A qué personaje literario le has pedido el último consejo? 

Me gustaría mucho poder hablar con viajeros temporales, como el Coronel Next. Aprovecharé que Jasper Fforde viene este año al Celsius de Avilés :)  ‪

- ¿Quisieras añadir algo más a esta entrevista o decir algo a los seguidores de la web?

 “Espérame en la última página” habla sobre cómo lo que nos hace daño a menudo es una narración que nos hemos contado y repetido a nosotros mismos hasta convencernos de ella, aunque sepamos que en el fondo nuestro cuento de “comieron perdices” es una invención nuestra, porque a lo mejor al otro ni siquiera le gustan las perdices. Quizá otras historias puedan servir para “hackear” esos autoengaños y aprender a contarnos finales felices que no tengan que ver con otros, sino solo con nosotros mismos.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram