El Festival Internacional de Documentales DOCUMENTAMADRID impulsado por el Ayuntamiento de Madrid, se convertirá del 4 al 14 de mayo en Cineteca en el epicentro del cine documental. Su nuevo equipo liderado por la cineasta, gestora cultural y fundadora de la Asociación DOCMA Andrea Guzmán y por el director de cine y programador David Varela apuesta por dar la representatividad que merece el cine español y por prestar atención al cine de este género de autor y experimental. Su nueva imagen va acorde con su programación, que aspira a retratar la versatilidad del género y el peso específico de la producción española en la vanguardia de las cinematografías emergentes representadas por cineastas con proyección internacional. Según los directores artísticos del certamen ésta aspira a redefinir creativamente la propia línea editorial, que se amplia, renueva y diversifica a través de las nuevas secciones competitivas y paralelas. 

El cartel tiene la voluntad de permanecer con un pie en la historia de la ciudad de Madrid, con esa idea de documento fotográfico de un pasado en común, al tiempo que busca actualizar su estética con una serie de aportaciones geométricas o cromáticas que nos remitan a una noción del cine de no ficción como instrumento de comunicación, transformación y experimentación a través de la realidad que nos rodea. Con más de 1700 películas inscritas, que optan a competir en sus Secciones Oficiales -­‐960 largometrajes y 756 cortometrajes-­‐ de 112 países, en su XIV edición, DOCUMENTAMADRID, ha registrado un récord de participación respecto a ediciones precedentes. Los films proceden de filmografías tan diversas como como Francia, Portugal, Argentina, Italia, Brasil, Burkina Faso, Jordania, Laos, Groenlandia, Ghana, Australia, Japón, Siria, Tanzania, Nepal, Namibia o Mozambique. 

La presencia del cintas de producción española (algunas en co-­‐producción con otros territorios) es más que relevante, con 356 títulos. Junto a la de Competición Internacional, el nuevo equipo ha creado dos nuevas Secciones Competitivas divididas así mismo en las categorías de cortometrajes y largometrajes: la Competición Nacional y la Competición Fugas, esta última dedicada al cine más innovador y arriesgado. Otra de las novedades de esta nueva etapa es la mayor dotación económica que se entregará en premios: 45.000€ de premios, lo que supone un aumento de 14.000€ respecto a la edición de 2016.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)