Los caballeros de Legend se baten por la Cruz de Caravaca. El Gran Torneo Medieval regresa a Caravaca de la Cruz el jueves 8 de diciembre, con motivo del XIII Mercado Medieval de la histórica ciudad murciana. 12 actores recrean los torneos de justas prohibidos por la Iglesia Católica en el siglo XV en España. Pruebas de habilidad ecuestre preceden a los duelos a caballo con lanza larga. La lucha sigue a pie con escudo, espada, mandoble, hacha de doble filo, maza y mangual. Único pase a las 17:00 en la plaza de toros (Plaza del Egido s/n/), con aforo para 3.050 espectadores. Entradas a 7€ en taquilla y Ticketea, entre otros puntos de venta digital.

Tres años después de su última visita a Caravaca de la Cruz, el popular torneo de torneo de justas medievales de Legend Especialistas vuelve a asombrar a los cruceños, que recuperan así una tradición interrumpida en 2015. En el marco del Puente de la Constitución, del martes 6 al viernes 9 el casco viejo recrea el ambiente de los siglos XIII y XIV, con más de 200 puestos de artesanía española y europea, talleres de oficios antiguos y animaciones teatrales. La ciudad rememora aquellos lejanos tiempos durante los cuales ejerció sucesivamente como fortaleza de la Orden del Temple y de la Orden de Santiago frente a la peligrosa frontera con Al-Ándalus.



Luis Leal dirige un espectáculo de acción histórica, con ocho caballos purasangres españoles y más de 100 piezas de vestuario original fabricadas por la compañía alicantina. Cuatro nobles caballeros se disputan la victoria para demostrar que su dama es la cruceña más bella. El ganador obtiene el custodio de la sagrada Cruz de Caravaca como preciado premio. Tres combatientes llegan de los Reinos de Aragón, Galicia y Levante, y un cuarto de la pérfida Albión.

“La magia de los torneos de justas fascina a padres e hijos”, afirma Luis Leal. Al finalizar el torneo, sólo uno de los pretendientes queda en pie. “Al igual que para un Quijote hay una Dulcinea, para nuestros caballeros hay una doncella por la que blandir una espada en la noble villa de Caravaca de la Cruz”, apunta el anfitrión D. Rodrigo de Artal y García, Conde de Elda y Marqués de Villena.

La Ciudad de la Cruz

Desde 1998 Caravaca es una de las ocho ciudades santas de la Iglesia Católica en el mundo, con privilegio para celebrar el Jubileo cada siete años en torno a la Santísima y Vera Cruz de Caravaca. Según reza el milagro, dos ángeles bajaron la cruz de doble brazo a la misa del sacerdote Ginés Pérez Chirinos, frente al monarca moro Ceyt Abuceyt. Su asombrosa visión convirtió al rey musulmán al Cristianismo. Era el año 1231 y Caravaca se destacaba en el asedio al reino de Granada.

Legend Especialistas

Desde 1988 historia y espectáculo se dan la mano en la veterana compañía Legend Especialistas. Además de sus famosos torneos de justas medievales y circos romanosrecrean embajadas y desembarcos, campamentos, desfiles, cabalgatas, carrozas temáticas y mercados. Sin olvidar animaciones de teatro y danza, escenas cinematográficas de acción y montaje de decorados.

Cientos de miles de personas asisten a sus torneos de justas medievales y circos romanos, que revalorizan fiestas populares de España y Portugal, muchas declaradas de interés turístico nacional. Desde la decana Feira das Marabillas de A Coruña al Mercado Romano de Córdoba, pasando por la Feria Medieval de El Álamo en Madrid, el Festival Medieval de Hita en Guadalajara, el Arde Lucus de Lugo y las justas del Passo Honroso en la población leonesa de Hospital de Órbigo. Sin olvidar las recreaciones de capitanías de Moros y Cristianos más conocidas de Alicante, como las de Alcoy y Benidorm. Sólo en 2016 ha llevado su Circus Maximus a 15 localidades de España y Portugal, y ha producido 60 shows históricos de gran formato.

La escuela de Legend forma a sus propios especialistas en shows de lucha escénica y equitación. Cuenta con expertos en esgrima, full contact, yudo, taekwondo y hapkido, entre otras disciplinas. Además, cría y entrena a sus caballos. Los 70.000 metros cuadrados de sus instalaciones en Villajoyosa (Alicante) integran pistas de entrenamiento ecuestre para carreras de cuadrigas y áreas de adiestramiento en lucha cuerpo a cuerpo. Al final de cada gira sus caballos descansan en 24 cuadras. Una carpa gigante alberga los almacenes, así como los talleres de herrería, carpintería, escenografía, guarnicionería y fabricación de vestuario.
  

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)