Año 1195. Castilla ha caído en Alarcos y el califa almohade Yaqub al-Mansur avanza sobre Toledo. Los conquistadores africanos impondrán la conversión al islam más rígido o sembrarán la Península de cristianos crucificados y cabezas cortadas. Las fronteras se resquebrajan, las aldeas y los castillos se vacían, oleadas de refugiados huyen hacia el norte. Por si fuera poco, los reinos de León, Navarra y Aragón confabulan para repartirse los despojos del derrotado Alfonso VIII, así que este no encuentra otro remedio que negociar con los musulmanes… 

El próximo 23 de noviembre publicamos la novela Las cadenas del destino, de Sebastián Roa, el escritor de novela histórica que, en palabras de Santiago Posteguillo, «está llamado a ser, si no lo es ya, uno de los grandes del género».

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram