A sus 40 años, Stephanie se ve obligada a regresar a casa de su madre y es recibida con los brazos abiertos por ella. Ambas tienen que tener una gran paciencia para llevar esta nueva vida juntas.

- ESTRENO EL 30 DE DICIEMBRE- 

















Segunda película que veo del director francés, Eric Lavaine, y segunda producción que me encanta, incluso me aventuraría a decir que me gusta más que "Barbacoa de amigos".
Este director tiende a crear películas tiernas, divertidas y con mezcla de personajes de diversas edades, pero también es fabuloso a la hora de ver como nos muestra una realidad de manera sencilla y simple, sin grandes pretensiones, es decir: son películas que nos muestran la vida tal y como es, con sus momentos buenos, mediocres y malos.

De vuelta a casa de mi madre, me ha gustado también ver, como el director, Eric Lavaine,retrata lo que es tener unos años, quedarse en el paro e ir de nuevo a vivir a casa de tu madre, cosa que no esta tan lejos de la realidad, pero a este "pequeño drama" le ha aportado como siempre digo de él, su pequeño toque de fabuloso azúcar, y las encantadoras actrices, Alexandra Lamy y  Josiane Balasko.
La convivencia como plato principal es uno de los ingredientes de vuelta a casa de mi madre.

En su anterior película y en esta, el director también aborda las relaciones entre la familia, en este caso entre los tres hermanos, no solo se centra en la relación materno-filial, sino que a su vez, nos cuenta como se llevan estos hermanos y las rencillas que tienen entre ellos.
Sentarse a cenar con toda esta familia es una gozada, porque te das cuenta como decía antes, que todo lo que ocurre en esta película, ocurre hasta en las mejores familias, y aunque es narrado en un tono más de comedia, en el fondo hay muchas más cosas.

Me encanta la actriz Josiane Balasko , me parece una figura del cine francés de lo más peculiar y fascinante: es actriz, directora de cine, guionista, novelista, escritora de diálogos y encargada de vestuario francesa.
Su curriculum es de lo más variopinto , al igual que su filmografía, pero este papel esta hecho a medida para ella, y Josiane, se siente feliz con su rol y sus diálogos o mejor dicho sus duelos interpretativos junto a su hija en la ficción, Alexandra Lamy, son una gozada.

Me encanta el cine francés, y aunque he estado un poco alejada de él, da gloria poder ver una película con la que pasas una hora y media encantada de la vida, con la disfrutas, con la que dejas los problemas en la puerta, con la que ríes y con la que de algún modo, te sentirás identificado/a o pensarás ¡eso lo he vivido yo!
Recomendadisima.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)