Los protagonistas de estos relatos no son héroes ni viven situaciones de vida o muerte. Se parecen demasiado a nosotros mismos. Podrían ser nuestros vecinos, nuestros padres, nuestras parejas, nuestros amantes. Una mujer que no puede dormir y se va al salón a escuchar el zumbido de la televisión. Un padre que sopla las velas ante su hijo, que también es padre. Una chica que le escribe una historia de amor a una niña que no conocerá. Un abuelo que le habla a una fotografía. Un hombre y una mujer que se dicen adiós en una esquina. No se conocen entre ellos pero a todos les ocurren cosas parecidas: la vida, con sus insignificancias pero también con sus grandes preguntas: cómo se enamora uno, por qué el amor que no se gasta se endurece, qué es lo que nos da miedo. Deben elegir entre la vida que tienen y la que imaginan. En esa encrucijada nacen estas historias. Suenan ecos de Lorrie Moore y Raymond Carver en esta primera obra de Laura Ferrero, cuya publicación inicial en digital fue un inusual acontecimiento. Una poderosa voz irrumpe con fuerza en la literatura en español.

  • Fecha publicación: 10/2016 Sello: ALFAGUARA




Me ha encantado viajar a través de las palabras de Laura Ferrero y sus Piscinas Vacías. 
Esta autora,me ha dado alas para volar y me las ha quitado en un solo instante, con su pluma sabe como acariciar, y a la vez como darnos una torta. Leerla es una verdadera delicia y lo volveré hacer en un futuro espero que no muy lejano.

Historias cotidianas, la vida, la muerte, el amor, el desamor...son historias variadas, y lo que más me ha gustado, ha sido el lenguaje utilizado por la autora, porque para escribir no hace falta grandes adornos, ni tampoco metáforas, porque la vida es una gran metáfora.
Me he emocionado, he esbozado una sonrisa...etc
Pero sobre todo, Laura, va más allá con su narración, no te deja indiferente y cuando cierras el libro, no sabes cual es la que más te ha gustado, o no te puedes quitar de la mente esto u lo otro.

La  pluma de Laura Ferrero es como una piscina, en donde vas tirando de todo y vas escondiendo tesoros entre la maleza que crece.
Es una delicia poder leer pequeñas historias y que no te dejen indiferente, que te hagan sentir algo dentro de ti, pero sobre todo, lo que más alabo de esta autora, es como las termina, haciendo un guiño al lector y diciéndole, tú escribes con la mente el resto.

La forma de narrar es muy peculiar, es como si te lo estuviese contando al oído, como si la protagonista o el protagonista, fuesen tus amigos más íntimos y te estuviesen contando sus mayores secretos.
Una de las cosas que me llamó la atención, es que alterna edades, situaciones, géneros...que las historias no están centradas en un rango exacto, y que, personalmente veo difícil, poner voz a un niño o niña, y luego cambiar el relato a la voz de un adulto...

Piscinas vacías, es una delicia,y eso que, no soy de leer relatos o historias cortas, soy más de novela larga y con muchas páginas, pero dar este cambio de aire, me ha sentado muy bien, es más, gracias a esta autora, me he animado a escribir pequeñas historias.
Necesitamos leer a más autoras como Laura Ferrero.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)